jueves, 24 de diciembre de 2009

SOMOS DEL VIENTO

La Tierra no es de nadie, es del viento. Cada vez que nuestro «gran timonel» suelta una parida de tamaño calibre siento pánico.Creo que una vez que un tipo gana las elecciones y es proclamado presidente es, nuestro presidente. Independientemente de que uno le haya votado o no, es el hombre que debe encargarse de llevar esto a buen puerto. Y en ese caso, espero que mi presidente sea un tipo preparado, que vele por el buen funcionamiento de la Educación y la Sanidad, que sepa asegurar que las arcas públicas estén llenaS para que los más necesitados puedan salir adelante, que sepa o aprenda mucho sobre Economía(no en dos tardes, por Dios), que luche contra el paro en lugar de hacerlo crecer y que en caso de crisis no la niegue y sepas sacarnos de ella.¿Por qué siento pánico? Pues por dos motivos:Uno, porque este hombre en lugar de gestionar, se dedica a ir por el mundo soltando frases supuestamente bonitas, cursis, pasadas de moda, empalagosas. Si fuera un cantautor setentero o un mal poeta la cosa no tendría importancia pero es ¡Presidente de Gobierno!Dos, y más alarmante, hay así como diez millones de españoles a los que esto «les pone». Parece no importarles que seamos la única economía que no sale del hoyo, que el paro aumenta, que ellos mismos estén desempleados o que este hombre no ha tomado una sola medida eficaz en gestión económica…..les da igual. Suelta una frasecita de telepredicador y se quedan tan contentos. Con eso comen para un mes, y todo sigue igual. Somos del viento amigos.

Publciado en LA RAZÓN EL 24/12/09

jueves, 17 de diciembre de 2009

INSANA ENVIDIA

Eso sentí, sí tras conocer los detalles del discurso de Obama al recoger el Nobel. Tuvo un par. Y sigo reafirmándome en que no se lo merece, ojo- el 65% de los norteamericanos piensa lo mismo- pero es que el bueno de Barak lo bordó en la recogida del premio en Noruega. Ni el más encendido pijoprogre puede negar que Obama es de izquierdas, un tipo que tiene el valor de intentar crear una seguridad social en Estados Unidos en plena época de crisis es cualquier cosa menos un reaccionario. Es de izquierdas, pero no tonto. No es un flower-power como nuestro presi, no. «Los movimientos de la no violencia no hubieran podido parar a Hitler» y «No se puede conseguir que Al-Qaeda deponga las armas dialogando», son dos perlas que demuestran que se puede ser de izquierdas y tener una visión realista del mundo. ¡Qué envidia! Un presidente con una visión nítida del mundo, que quiere ayudar a los necesitados pero que sabe que a los violentos sólo se les puede parar de una forma. Pero, claro, es norteamericano y no podemos olvidar que es gracias a ellos que en Europa no vivimos bajo un Reich de mil años. Si por los franceses fuera, estaríamos aún dominados por los nazis. Obama dijo que siempre habrá guerras. Sí, es triste saberlo pero es la verdad, por desgracia es algo que acompaña al ser humano desde la noche de los tiempos y pretender vencer a los nazis o a los integristas islámicos con besos y abrazos es de ser, simplemente, gilipollas.

*Publicado en LA RAZÖN el 17/12/09 en Tristante bites.

domingo, 6 de diciembre de 2009

PERO, ¿QUÉ CRUCIFIJO?

Debe ser que yo soy tonto porque, no veo un solo crucifijo en los IES desde hace años y hay montado un pollo de los de órdago a la grande. A ver: comencé a trabajar en la enseñanza pública en el año 96. En aquel momento Franco ya llevaba fiambre algo más de 20 añitos y no quedaba un solo crucifijo en los institutos en que trabajé. He enseñado en algo así como 12 centros distintos y en NINGUNO, NINGUNO, NINGUNO de ellos he visto crucifijo alguno. Luego, ¿a qué viene esta polémica? La respuesta es muy sencilla: esta lacra que nos ha caído como presidente terminará de arrasarnos hasta los cimientos (volveré a recordar que subió al machito rozando el pleno empleo y con 0% de déficit y estamos casi en el 20% de paro y el 12% de deuda) y podrá ganarse la vida como polemista en los programas del corazón. Porque gobernar, gobernar, no gobierna. Gestionar, no gestiona. Pero oye, montar polémicas continuas que bipolaricen a la sociedad, que encabronen unos a otros y que recuerden ( a ser posible) las dos Españas de la guerra civil, eso sí que lo borda.

Y diremos ¿por qué lo hace?

Os contaré una historia: en mis tiempos de liberado sindical en CC.OO. yo era afiliado al PSOE. Recuerdo que muchos de mis compañeros de sindicato declaraban que nunca votarían a los socialistas porque les parecía un partido de derechas. Es más, decían no diferenciar a al PP del PSOE, para ellos eran el mismo perro con distinto collar. De pronto, ocurrió algo que hizo que esta gente, que habitualmente no votaba, fuera a las urnas a dar el triunfo a ZP. La guerra de Irak y el “No a la guerra”.

Desde entonces, ZP, consciente de que el voto que queda a la izquierda de su partido le dio el triunfo se dedica, periódicamente, a idear ocurrencias, leyes, disposiciones, a veces intenciones, que agraden a estos votantes de extrema izquierda para que le sigan votando. No piensa que con ello pierde el favor de las clases medias, le da igual. Esto es el asunto del crucifijo. El mismo día que salen los datos del paro de noviembre, ¡qué casualidad!, dos pavos rellenan a mano una hojita que meten en el registro del congreso y desde entonces, taaaaaa-chan, no se habla de otra cosa.

Los del PP como siempre: pardillos, pardillos. Le entran al trapo, le contestan, que no, que el crucifijo no se quita…….pero idiotas, ¿qué crucifijo? Hablad de enseñanza, de fracaso escolar, del paro, que Zp tenga que bajar a la arena del debate REAL. Pero no, son tontos, el otro agita un debate irreal y siempre se lo compran. Es absurdo entrar en la polémica del crucifijo porque no los van a quitar de la escuela pública y no los van a quitar PORQUE HACE 20 AÑOS QUE NO HAY.

Jesús, qué tropa.