sábado, 27 de febrero de 2010

DEMASIAO POCO LES PASA

Nada, que no se enteran. Las últimas encuestas les dan 7 puntos de ventaja pese a que no hacen nada, no dicen nada por no molestar y esperan con paciencia que ZP nos escogorcie a todos.
Son flojos, flojos, más que al Gobierno al que, supuestamente, se oponen. Como muestra dos ejemplos: uno, Nacho Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones. Un paracaidista que apareció un buen día en la cúpula de Nuevas Generaciones sin tener apoyo de las bases y pese a que no cumple ya los sesenta años. Me recordaba a las Viejas Juventudes del Partido Comunista Búlgaro capitaneadas por tipos de ochenta y noventa años. La Virgen. ¿Y así se pretende dinamizar un partido? El tío, claro, ha salido rana. El otro día se empotró contra coche y, ¡qué gracioso!, duplicaba la tasa de alcohol permitida. Para rematar el asunto, el notas es ¡Presidente de la comisión de Seguridad Vial del Congreso!
Pero éste, ¿trabaja pal Gobierno? Es que si no es así no se entiende.
Ejemplo dos, Camps. Vale que nuestra devaluada casta política se lo lleve que da gusto, pero que encima se descojonen de todos nosotros clama al cielo. ¿Cómo pretenden que creamos que un tipo que preside una comunidad autónoma sólo tiene 900 euros en el banco?
¿Pero esto qué es? Es que viven como reyes, gastos de representación, cochazos, pasta, viajes.....y encima, se ríen de nosotros.
Así no extraña que el PSOE, que gobierna como el culo pero domina la comunicación que te mueres los tenga siempre acojonados. Por ejemplo, han iniciado una exitosa campaña tendente a culpar de la crisis ¡NADA MENOS QUE A LA OPOSICIÓN!
Y los diez millones de votantes de izquierda lo compran. Vamos, que la oposición tiene el BOE, los Ministerios, la Presidencia y a base de malas decisiones nos has estado hundiendo. La hueva, tú. Demasiao poco les pasa.

domingo, 14 de febrero de 2010

LA DANZA DE LA LLUVIA

OTRA IZQUIERDA ES POSIBLE AUNQUE TENGAMOS QUE INVENTARLA

No soy un neoliberal ni pienso que el Mercado deba dictar únicamente lo que ocurre en nuestra Economía- solo hace falta ver la crisis financiera mundial que hemos vivido apenas hace un año-pero tampoco comparto en absoluto el intervencionismo que, en Economía, practica la socialdemocracia.

Por mucho que nos empeñemos en negarlo, cada vez que los socialdemócratas se hacen con el poder la Economía se resiente, qué coño, se hunde. Que se lo digan a Solbes, un tipo –dicen que “muy brillante”- que dejó nuestra Economía al borde de la quiebra en el 96 y que ha vuelto a hacer lo mismo 14 años después. En Grecia, los socialdemócratas han provocado, con su mala gestión, que la UE tenga incluso que intervenir, pero, ¿por qué pasa esto?

La gente comienza a relacionar gestión socialista con fiasco económico. ¿Es que el PSOE no tiene buenos economistas en el partido? ¿Gente seria que pudiera llevar bien el tinglado económico? Estoy seguro de que sí.

Luego, ¿cuál es el problema?

Mi admirado Sherlock Holmes destacaba por sacar grandes conclusiones de detalles que a otros les parecen nimios y es algo que me llama mucho la atención, veamos un ejemplo:

“Trabajamos con dinero público y el dinero público, a fin de cuentas, no es de nadie”.- declaró Carmen Calvo, la ministra Pixie-Dixie, ejemplo mayúsculo del principio de Peter que dice que todo el mundo tiende a ascender hasta el límite de su incompetencia.

Hasta los Neandertales sabían que uno no puede contener el viento, la lluvia o el frío, pero sí puede vivir en una cueva a cien metros sobre el río para que cuando se produzca la inundación, ésta no te afecte.

“El dinero público no es de nadie…..”

Esta desafortunada frase, que dio de sí para que comentaristas humorísticos y periodistas afines a la oposición se descojonaran de la susodicha y le dieran cera de la buena, encierra una pista que puede ser la clave de por qué los socialistas gestionan tan mal.

Hay una falla en el pensamiento económico socialdemócrata y es creer que el dinero público no es de nadie y que por tanto, se puede disponer de él a voluntad, no se acaba. Las arcas de papá Estado son inagotables. Cuidado, craso error. No son infinitas. Pueden agotarse si los gastos superan a los ingresos durante mucho tiempo y hay que terminar haciendo frente a la deuda.

Por eso, frente a una crisis, la receta socialdemócrata es sencilla: gastar más. Hay que subvencionar a sectores de la población para que se reactive el consumo y así volver a poner en marcha la economía.

Es obvio que cuando un ciudadano queda en paro, el Estado debe cubrir su paga, claro. Pero ojo, no nos perdamos. La mejor solución no es que el Estado le subsidie indefinidamente, es que le consiga trabajo.

Esta “receta mágica” de aumentar el gasto no sólo no reactiva la Economía sino que la recalienta porque termina provocando una subida de impuestos que afecta a las pequeñas y medianas empresas que comienzan a cerrar a cascoporro aumentando más el paro. Y así se entra en un círculo vicioso en el que está ZP y del que es muy difícil salir: más paro- más gasto público- más impuestos- más paro……

El problema es que ZP y otros líderes socialistas no entienden la Economía de Mercado. Algunos amigos socialistas me han dicho que Zp es un gran estadista pero que ha tenido “la mala suerte” de que le pillara una crisis mundial.

Niego la mayor. ¿“Mala suerte”?Podía haber tomado medidas para que la crisis nos afectara menos, pero ellos piensan que la Economía Mundial es un ente impredecible, un arcano indescifrable que unas veces va bien y otras va mal. Por eso, si va mal. Hay que gastar, para no perder bolsas de voto, y cuando vuelva a ir bien recuperamos el terreno perdido. No entienden que uno puede tomar medidas. Es verdad que la Macroeconomía te puede colocar ante una situación adversa pero tú puedes tomar medidas paliativas que hagan que una crisis global te afecte menos. ZP no las tomó- nuestros vecinos, sí-se limitó a gastar más y hasta un niño de 8 años entiende que una casa en que entra menos dinero no puede aumentar los gastos. Hasta los Neandertales sabían que uno no pude contener el viento, la lluvia o el frío, pero sí puede vivir en una cueva a cien metros sobre el río para que cuando se produzca la inundación, ésta no te afecte.

Hay teóricos de la Economía que se definen socialdemócratas que comienzan a redefinir el asunto: eso de a más crisis más gasto es una mala receta. Y como sigan practicándola quedarán estigmatizados por la población como “el partido que siempre nos arruina”. Hay que tomar nota.

martes, 9 de febrero de 2010

¡ES LA GUERRA!, DE LAS GALAXIAS

Ya sé lo que está pasando aquí, al fin. He confesado públicamente-y muchas veces- que voté a José Luis Rodríguez Zapatero por aquella imagen que vendió en sus primeras elecciones de tipo moderado, dialogante, con “talante”, un Tony Blair hispánico que venía a poner paz entre tanta crispación.
Pronto me di cuenta de mi error: Uno, no era, para nada, moderado y pecaba de un preocupante adanismo político que caracteriza a los tipos que se creen elegidos para una especie de “misión”.
Dos, enseguida comprobé- y esto era más grave- que no era un hombre preparado. Me pareció flojo, flojísimo y por tanto, inadecuado para llevar el timón de una economía que, no en vano, era la octava del mundo.
El tío comenzó llenándose de balón: las arcas llenas, cerca del pleno empleo, déficit cero y todos los lobbies que le habían aupado jaleándolo. Los líderes europeos de derechas caían como moscas y él acababa de ganar. Era la gran esperanza blanca de la izquierda europea y a qué no decirlo, mundial.
“Champions League de la Economía”, “ Alianzas de Civilizaciones” y “Procesos de Paz” ocupaban sus horas felices. Iba, incluso, a por el Nobel de la Paz.
Pero entonces aparecieron los nubarrones, venía una crisis del cagalse. Ahí tuvo la oportunidad de demostrar si era, en verdad, gobernante o encantador de serpientes. Hay que reconocer que gozaba de cierto talento, una suerte de inteligencia natural, que le permitía moverse muy pero que muy bien en los medios de comunicación. Paría frases grandilocuentes por doquier, hermosas consignas que embelesaban al partido y a sus terminales mediáticas. Es una cualidad importante, claro, pero luego hay que gobernar.
A un año vista de las elecciones negó la crisis. Era el momento de situarse en estadista y tomar algunas medidas quizá no muy populares pero que estoy seguro su electorado hubiera entendido. Pero no. Negó la crisis y todos los medios a su disposición bombardearon a sus votantes- los más desfavorecidos- con una consigna simple pero brutalmente efectiva: DE CRISIS, NADA, Y EL QUE HABLARA DE CRISIS ERA ANTIPATRIOTA PUES GENERABA DESCONFIANZA.
Ganó las elecciones y llegó la debacle económica, los millones de trabajadores que le creyeron están en la puta calle y maldicen su estampa. 20% de paro y 11 de déficit, cuidao con el Euro. Y hasta los popes del pensamiento económico socialdemócrata le dan cera. Está amortizado. La lista de excusas le permitió alargar la agonía: el modelo del ladrillo, Aznar, los bancos, los consumidores, los ayuntamientos, una crisis financiera internacional…..eran los culpables. Pero ya no, no cuela.
Y ahora, de pronto, se resuelve el enigma.
Pajín lo adelantó: Acontecimiento Planetario. Una alianza progresista, de gente buena que lucha contra el mal. “El gran timonel” marcó otro camino, “La Alianza de Civilizaciones”, una entente con los pueblos del desierto, para luchar contra el malvado. Y ahora, para rematar, han identificado el problema: ¡¡¡¡UNA CONSPIRACIÓN DE CARÁCTER MUNDIAL!!!!! Una conspiración que se cierne sobre España, los poderes de siempre, los especuladores que han ido a por este brillante líder que es ZP. EL IMPERIO.
Un joven preparado, con una misión, un iluminado, que lucha contra el mal entre fenómenos interplanetarios, alianzas, rebeldes……COJONES, esto es ¡LA GUERRA DE LAS GALAXIAS!
Y ojo, dicen que Mark Hamill acabó grillado creyéndose de verdad Luke Sakywalker. Éste, camino lleva cuando comienza a ver conspiraciones mundiales en su contra. No sabe qué le está pasando, todo se ha hundido, ¿y el Nobel? ¿Y el “proceso”? ¿Y la “Alianza de Civilizaciones”? La respuesta es sencilla: formación, formación, formación.
Hay que estar, hoy día, muy preparado. Para cualquier curro hace falta saber inglés, informática….economía.....
Por eso Felipe , Cebrián and company le ningunearon desde el principio, porque sabían que era flojo flojísimo y que terminaría por dañar al partido irreversiblemente. Va a dejar dos cadáveres en la cuneta: uno, la economía española, y dos, el PSOE.