miércoles, 28 de abril de 2010

CORDURA GAY

Al fin. Al fin comenzamos a ver manifestaciones que proceden de influyentes miembros del colectivo gay que van en la línea correcta. Hemos vivido unos años en que hemos visto que junto a un ascenso impresionante de dicho lobby en influencia y poder, aparecían ciertos individuos que en nada beneficiaban a la imagen de un colectivo por el que siento un cariño y una admiración especial. Parece que, al fin, estamos llegando a un sosiego, que comenzamos a ver que ser gay no es algo malo- como ocurría con el franquismo- pero que tampoco da puntos. Lo que cada uno haga en su intimidad, o lo que le guste en la cama, no le hace mejor ni peor persona.

Esta semana se han producido dos declaraciones que me agradan mucho: una, una entrevista en la que Jesús Vázquez habla de este tema sin tapujos, con gracia y con mucha cabeza. Creo que siempre ha sido un tío majísimo y a las pruebas me remito. Bien.

Otra, al fin Boris Izaguirre parece reconocer que todas esas mamarrachadas que ha hecho durante años han perjudicado gravemente la imagen del colectivo. Esto me parece importante. Tras años, ¡qué coño años!, siglos de represión, hemos pasado por una etapa que quizá era necesaria. Una etapa de cierto exhibicionismo, de alarde, de excesiva celebración por el hecho de que la sociedad comenzara a aceptar que hay hombres a los que les gustan los hombres y mujeres que aman a otras mujeres. En esta etapa ha habido muchos freaks que se han subido al carro asumiendo el papel de “maricona loca” y dando el cante en programas de telebasura.

Parece ser (según me dicen) que los colectivos gays le han dado el toque a tipos como Izaguirre (que de tonto no tiene un pelo) y comenzamos a ver que las cosas vuelven a lo suyo. Que ser gay o hetero no es algo que te capacite para un trabajo, ni que justifique que te estigmaticen.

En estos años hemos visto casos como el Marlaska o Saavedra que currando con seriedad y sin esconderse por su orientación sexual, han trabajado duro y han ganado mucho respeto para el colectivo. Me alegra que las cosas vayan acercándose a como siempre debieron ser. Los niños de la edad de mi hija no le dan ninguna importancia al tema y aceptan la homosexualidad como un hecho nada extraordinario, natural. Han nacido ya, en una sociedad mejor.

viernes, 23 de abril de 2010

COMO CABRAS (Estudio de interés antropológico en dos casos)

CASO1.- Bueno amigos, la última de Evo puede ser considerada “la gilipollez del año”. Y ojo, no creo que sea una mala persona, creo que intenta ayudar a su gente, a su manera, pero evidencia una preocupante falta de preparación. ¿Cualquiera puede ser presidente de gobierno de un país? Vemos que no.

Su última estrafalaria declaración: EL POLLO CAUSA HOMOSEXUALIDAD Y CALVICIE. Aquí el amigo dice que los europeos somos calvos y una panda de maricones porque comemos pollo hormonado. Sin comentarios. Aunque hay que tener en cuanta una cosa: aparte de la parida en sí (que no es moco de pavo) creo importante destacar que este fulano que dice ser de izquierdas considera que ¡la homosexualidad es una enfermedad! ¿Se puede ser más nazi? Esto demuestra, que en la mayor parte de los casos cuando rascas la superficie de uno de estos líderes populistas, te encuentras un jeta más conservador y facha que nuestros tatarabuelos. ¿Y si dijera eso alguien del PP?

CASO2.-

Las relaciones sexuales ilícitas causan terremotos, según un ayatolá iraní

Sí, hijos, como suena, el elemento se llama Kazen Segidhi, imán de la oración del viernes en no sé qué mezquita de Teheran. El muy retardado dice "Las catástrofes naturales son el resultado de nuestro propio comportamiento", declaró Sedighi. "Muchas mujeres mal vestidas" (que no respetan la ropa islámica) "corrompen a los jóvenes, y el aumento de relaciones sexuales ilícitas hace crecer el número de terremotos".

La madre que lo parió. Otro analfabeto, por que, ¿qué estudios tendrá este hombre? Ningunos, eso sí, ha leído el Corán y sólo el Corán chorrocientas mil veces desde que era un zagal. Pa volverse loco.

Cuando hablan de Alianza de Civilizaciones somos muchos los que nos descojonamos diciendo que cómo vamos a aliarnos o hablar con tíos que están en la Edad Media. Este Autralopithecus ¡no ha llegado ni a la Edad Media! En el proceso de regresión que afecta al islam, ha llegado a una nueva fase, aquella de el hombre prehistórico que creía que los fenómenos meteorológicos y las catástrofes naturales no eran sino castigos de los dioses.

CONCLUSIÓN: No me asusta que existan tipos así. Tiene que haber de todo en el mundo y éstos, de vivir en Europa, no serían políticos ni líderes, estarían forraos de tanto salir en Crónicas Marcianas como cojonudos freaks que son. Lo que me preocupa es que existen un sector dentro del PSOE (sé que hay otros grupos del partido muy preparados que abominan de la relación con esta gente) que pierde el culo por hacerse la foto con estos tipos y que piensa que estos grillaos son nuestra apuesta preferente en política internacional. Eso da miedo. Que gente con mando en plaza crea que Evo, Hugo o los Ayatolás son el futuro de la izquierda. ¿Cómo va a aliarse uno con tíos que dicen que si comes pollo te vuelves maricón? ¿Qué se puede dialogar con un retrasao que dice que hay terremotos porque las tías buenas no se tapan suficiente? Jesús.


lunes, 19 de abril de 2010

HAY ESPERANZA AMIGOS


Bueno queridos, si bien es cierto que aquí no cabe un tonto más, de vez en cuando aparecen tipos que me hacen recuperar la esperanza y éste simpático ciudadano de color (negro, vamos) es uno de ellos. Se llama Eric Adams y es uno de mis nuevos ídolos, un tipo que llama al pan, pan y al vino, vino. Es senador por el estado de New York y no se ha cortado un pelo a la hora de proponer una ley para prohibir el sagging, vamos, que la peña vaya por ahí con los pantalones caídos y enseñando los calzoncillos. Porque yo, por mi parte, estoy hasta los webs de la moda ésta. Soy profesor y no inspector de gayumbos y tangas, que uno esta harto de ver la ropa interior de la peña que es, interior. Una moda que Eric quiere prohibir porque según dice, los jóvenes que van así "parece que se han cagado". Y qué razón tienes Eric. Y a veces, hasta es verdad. Recuerdo una de las experiencias más repugnantes de mi vida, en Estocolmo, que me mató la libido para seis meses. El incidente del "Paquirrín sueco". Un tipo rapado, de algo así como dos metros de alto, gordo y con los pantalones caídos, con el que tuve la desgracia de cruzarme a eso de la 1 de la madrugada en la estación de metro de Kungste Garden, ¡la Virgen! Cometí el error de girarme y ver que donde acababa el pantalón y empezaba el calzoncillo había una mancha marrón, un frenazo, un derrape, un palomino. ¡Qué asco!
¡Viva Eric Adams!

domingo, 18 de abril de 2010

AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR


Cuando las cosas se hacen mal desde un principio, el desenlace no puede ser sino de una manera, fatal. Los miembros del TC (que llevan cuatro años para dictar una sentencia) están acojonaos. Hagan lo que hagan les van a dar más que a una estera. Si fallan a favor del Estatuto los curten en Madrid y si lo hacen en contra, donde les darán hasta en el cielo de la boca será en Barcelona. Como estos tipos son cobardes por naturaleza, optarán por una sentencia intermedia y entonces, les sobrevendrá una lluvia de hostias que no se le desea al peor enemigo.

Les está bien empleado. Sí. Por prestarse a formar parte de esa pantomima que es un tribunal diseñado por el poder político y no por la valía de los magistrados, por sus méritos o por una designación directa que emanara del conjunto de los jueces de este país.

Y en estas estamos cuando, estos días que he paseado por Barcelona, me encuentro con que la clase político-periodística catalana anda muy mosqueada con el PP porque varios de los miembros del Constitucional debían haber cesado en sus funciones hace ya dos años. Sí, es cierto, están más caducados que los yogures de Barragán. Con la actual aritmética parlamentaria el nuevo tribunal favorecería al grupo “progre”, y por tanto al Estatuto, pero el PP está bloqueando la renovación del “Tribunal” en una jugada que a mí no me parece demasiado limpia. Se han agarrado a aquello que dice la ley de que los miembros salientes dejarán su cargo cuando se incorporen los nuevos elegidos. Por eso siguen, y al PP le conviene el escenario. En esta situación se entiende que sean muchos los que no acepten la sentencia, sea la que fuere.

lunes, 5 de abril de 2010

EL ESPLENDOR DE LA MEDIOCRIDAD


Jamás tamaños incompetentes pudieron llegar más lejos, ni nuestra sociedad pudo caer más bajo. Y no sólo me refiero al gobierno. Ocurre con todos nuestros prohombres. Una panda de ineptos. En las sociedades medianamente inteligentes, como la inglesa o la francesa, se coloca en puestos preclaros a los más preparados. A nadie se le ocurre que en Francia alguien pueda llegar lejos en política si no ha estudiado en la Escuela Nacional de Administración. Aquí, algo así, sería tachado por la banda de mediocres que corta el bacalao como algo filofascista. Así nos luce el pelo.

Las “grandes mentes” que rigen los destinos de nuestra sociedad dan grima. Como muestra, unos ejemplos: el presidente de los empresarios es tristemente conocido por haber hundido- no sin estrépito- sus propias empresas, y hasta llegó a declarar a la prensa que, “él mismo no hubiera volado con su aerolínea de ser un cliente”, con dos cojones. Todos sabemos que varios ministros del gobierno ZP e incluso presidentes de importantes comunidades autónomas ¡no tienen ni estudios de secundaria! Por no hablar de Solbes, un tipo que hundió nuestra economía ¡dos veces! (96 y 2009)

Mientras que escribo estas líneas acaba de hacerse público que otro "Einstein" de la vida, ¡un diputado!, diputado a Cortes, acaba de pedir que se retire el nombre de las calles que se llaman Alfonso XIII por ¡franquista! ¿Pero es posible ser más lerdo? ¿Más indocumentado?

A mí, personalmente me acojona, me da el pánico, cuando veo que analfabetos así son los que rigen mi (nuestro) destino, que no es ninguna tontería.

Vayamos con el “brillante líder” de la oposición. Un tipo que acarrea el dudoso récord en nuestra democracia de ser el primero que pierde unas elecciones viniendo de una mayoría absoluta. Ha perdido dos ya. Como opositor se opone poco- quizá oposite- pero ahí está, es la cabeza del PP.

Y para rematar, “el number one”, aguanta Mari Carmen, el líder de los líderes, “el gran timonel”, Zp, el peor presidente de la historia. Demasiado poco nos pasa.