lunes, 28 de junio de 2010

¡PERO QUÉ AMOR POR EL ISLAM!

No me canso de decirlo, amigos, otra izquierda es posible, pero nosotros tenemos que construirla.

Desde hace seis años, cuando la llegada de ZP nos dejó huérfanos políticamente a unos cuantos millones de españoles, tengo claro que otra izquierda es posible y que ésta ha de ser construida por gente valiente que llame al pan, pan, y al vino, vino. No podemos ni debemos callarnos cuando estos tuercebotas que se hicieron-incompresiblemente-con el timón del PSOE intenten apabullarnos con sus típicas respuestas de caca, culo, facha, pedo, pis.

Lo del burka es otro ejemplo. Es realmente triste que los integristas no tengan que hacer absolutamente ningún esfuerzo por defender su uso en Europa, ese trabajo ya se lo hace la izquierda europea y española, y encantados, oye.

Resultaría difícil hallar un sistema filosófico-político-religioso más alejado de los ideales de la izquierda que eso que llaman islam: ley del talión, implantación de una ley religiosa sin separación del estado y la religión, prevalencia de un sistema tribal con dictaduras del todo reaccionarias y machismo a manta…. Pero no, para extrañeza de propios y extraños la izquierda europea se empeña en empatizar con este sistema de pensamiento retrógrado y medieval que propugna exactamente todo lo contrario de lo que queremos los ciudadanos de izquierda moderada. En España la actitud de la izquierda, su enamoramiento con el islam, es muchos más grave. Aquí, tras cuarenta años de dictadura nos costó sangre, sudor y lágrimas entender que Iglesia y Estado eran cosas distintas. Una vez conseguida esta sana separación, las “brillantes mentes” de nuestra izquierda patria se han dedicado a machacar a la iglesia y defender todo, absolutamente todo aquello que venía del mundo musulmán.

Lo del burka es el último episodio. Leire, la Hypatia de Benidorm-quién nos ha visto y quién nos ve- declaró que el PP no era quién para darles lecciones de feminismo. Pues sí, rica, os las ha dado. En el senado. Resulta vergonzoso ver como un partido supuestamente de izquierdas se opuso a que se prohíba el uso de dicha prenda en espacios públicos. Una contradicción más.

Resulta curioso ver que las misma feministas que quemaban sujetadores por considerarlos una muestra de opresión machista pierden el culo por justificar como sea el uso del burka.

Y no, que no me vengan con que es algo cultural ni que las mujeres lo llevan porque quieren. El único objetivo del burka, el hiyab, y todas esas mierdas es tapar a las pobres mujeres para que no puedan ser vistas por otros hombres. Punto. Porque sus maridos piensan que son de su propiedad, como si fueran objetos o mascotas. Y una izquierda que defiende, que no condena, y que no incluye esto de manera inmediata en la ley de violencia de género no es izquierda sino un looby, un grupo de enchufaos que vive del cuento.

Resulta curioso que las misma feministas- supuestamente de izquierdas- que quemaban sujetadores por considerar dicha prenda una muestra de opresión machista pierden el culo por justificar como sea el uso de estas prendas islámicas claramente vejatorias. Nos ha costado mucho conquistar nuestras libertades civiles para dilapidarlas de esta forma.

Pero, muchos nos preguntamos, ¿por qué este idilio de la izquierda patria con estos tipos que viven en el Medievo? Para entenderlo hay que razonar como ellos, esto es, con simpleza. El mecanismo que ha llevado a esta gente a defender algo que, en principio, contradice sus principios no es otro que el siguiente: la izquierda europea se decantó desde el principio por Palestina en el tristemente famoso conflicto árabe- israelí. No hace falta recordar aquí el patente antisemitismo de una gran parte de la izquierda europea. A esto hay que unir que Israel es aliado preferente de USA y la izquierda europea se apunta a todo lo que suene antiamericano. El resto viene sólo: “si los palestinos, los árabes, son enemigos de Usa, son nuestros amigos y todo lo que venga del islam es bueno”. A eso hemos llegado. Una vez conocí a una tipa que decía ser feminista y se convirtió al islam. Se lo expliqué claro: ¿para ser feminista no has podido encontrar otra religión que denigre más a la mujer?- le dije-Es como si un judío se apuntara al partido nazi. No quiso comprenderlo, claro.

Por eso amigo debemos ser beligerantes con estos temas y hacer valer los derechos humanos. “Son pocos casos”, rezan las Pajines, Aídos y otros tipejos de necesidades educativas especiales. Da igual, como si sólo fuera uno. ¿O acaso se puede justificar un asesinato, un robo o una agresión porque se den pocos?

Fuera burka, ya. La democracia se vive a cara descubierta.

sábado, 26 de junio de 2010

AMANECE EN VERDE

Cansao de tirar siempre p´arriba

y de buscar una salida.

Cansao de mí, de ser, de la vida.

¿Dónde dejaste la alegría?

Me fui corriendo por la vereda azul.

Seguí el camino que me dijiste tú.

Cansao de tanta hipocresía

y de vuestra forma de vida.

El verde es mi color,

el monte mi bandera,

el sol es el motor

me arrastran la marea y el viento

Te espero donde amanece en verde( y en azul)

Donde le encina y el enebro

Lejos de los gases de la muerte

Así era todo en el recuerdo

Y tú no quieres comprender

que el olor de tus sueños

terminó por desaparecer,

no eres tu dueño

ni lo vas a ser.

martes, 8 de junio de 2010

PAPELÓN

Otra izquierda, amigos, es posible.

Pues eso, que menudo papelón han hecho los chicos de UGT y CCOO. He seguido la huelga, claro, porque soy funcionario. Pero son muchos los que aún estando de acuerdo con la misma no la han secundado por no apoyar a los sindicatos. Durante la jornada de protesta, Carlos Herrera abrió los micrófonos a los funcionarios que llamaban a informar de cómo iban las cosas y el 99,9% de los mismos coincidían en su diagnóstico:

1.-La cosa era como para hacer huelga pero no consentían en perder un día de sueldo que luego, bien podía ir a las arcas de los sindicatos que cobran jugosas subvenciones.

2.-No querían secundar la huelga para demostrar su rechazo a la ¿labor? realizada por los sindicatos en los últimos tiempos.

Han quedado desacreditados, los trabajadores los rechazan, no quieren que se les financie y había incluso quien hablaba de su desaparición. A eso hemos llegado amigos. Estos palmeros del gobierno, que no defensores del trabajador, han terminado por provocar en el currante la sensación de que su existencia ¡no es necesaria!

Este individuo que rige nuestro destino es peor que la rosquilla negra, por donde pasa todo queda arrasado. Es como un Midas que convierte en mierda cuanto toca. Cuando predije que hundiría España y que dejaría al PSOE reducido a un solar, nunca, ni por un momento, pensé que este tío fuera capaz de cargarse los sindicatos. Y lo ha conseguido.

¿Qué queda de aquellos líderes sindicales que sufrieron cárcel, persecución, que se quitaron el pan de la boca para alimentar a los hijos de los compañeros en huelga? Zp los ha engañado y los deja frente a los caballos. Lo que más de cien años de pistolerismo de la patronal, Franco, el capital, etc, no consiguieron, lo ha conseguido éste en un plis plas. Descansen en paz.