jueves, 28 de marzo de 2013

QUIEN SIEMBRA VIENTOS.....


Pues resulta que ahora nuestros políticos, por si no gastaran poco, se plantean colocar escoltas a todos aquellos próceres que se están sintiendo acosados porque el pueblo llano les está poniendo las peras al cuarto. Gente desesperada que ve cómo su gobierno rescata bancos en detrimento de la Educación y la Sanidad, y que no ayudan a los más desfavorecidos. Esa rabia, esa impotencia del que pierde la casa y no llega a final de mes, les ha llevado a buscar a sus “legítimos representantes en el Parlamento” y soltarles cuatro frescas. Si nuestros parlamentarios hicieran caso a lo que está pasando en lugar de seguir haciendo de pajilleros de los grandes bancos, estas cosas no ocurrirían. ¿Recuerdan aquella frase del presidente de Islandia? “Hicimos lo que teníamos que hacer, rescatamos a la gente y encarcelamos a los banqueros. Pues eso. Y ante la duda, en lugar de rectificar: más pasta en escoltas, antidisturbios y hostias pal que se arrime. No hace falta que recuerde a nuestros “amos” que en apenas un año habrá europeas, y luego autonómicas y luego….generales. ¿Y quién los va a votar? ¿Botín? ¿Rato? A mí no me salen las cuentas. Estos tíos tendrán mucho poder, pero cuando vuelva lo de ”un hombre- un voto” hay muchos que van a saltar del sillón. Porque somos pobres, nos putean, no nos podemos organizar y tienen a los jueces y a la prensa pero ojo, somos millones, y votamos. Dos añicos les quedan a estos del PP y el PSOE si no espabilan. Voy tiñéndome el pelo de rubio islandés ya.

jueves, 21 de marzo de 2013

POLTERGEIST VISIGÓTICO




Debo confesar que cuando el ayuntamiento de Murcia tuvo a bien ponerle
mi nombre a una calle en Joven Futura me sentí muy orgulloso y
reconocido. Nada agrada más que notar el calor de tus convecinos,saber
que leen las cosas que escribes, que te animen a seguir trabajando.
Tengo la suerte de ser profeta en mi tierra y eso, no se paga con
dinero. Dado el tipo de novelas que escribo pensé que la calle
escritor Jerónimo Tristante sería una vía con un índice de
criminalidad alto, atracos, casos irresolubles y drogas. Pero no.
Resulta que hace así como cuatro años, en las excavaciones de la obra,
descubrieron restos de una basílica de la época visigoda. Siguiendo la
política imperante en la comunidad en asuntos de esta índole las
autoridades desarrollaron el protocolo habitual: tierra al asunto y a
seguir con la obra. Ahora, cuatro años después, unos ciudadanos con
conciencia denuncian que en un solar de la calle que lleva mi nombre
se encuentran abandonados a su suerte ¡ varios sarcófagos visigóticos!
Sin comentarios. Al aire libre y sin protección alguna. ¿Se imaginan
a los americanos haciendo algo así con hallazgos similares sobre su
historia? Pues más bien no. Y luego viene la otra parte, la esotérica,
que me apunta un amigo en facebook. ¿Pero es que estos tíos de Cultura
no han visto Poltergeist? Imagínense ustedes la que pueden liar los
fantasmas de los descendientes de Alarico, Leovigildo o Recaredo si
no los dejamos descansar. Qué vergüenza.

viernes, 15 de marzo de 2013

MENOS PIZARRAS DIGITALES Y MÁS PROFESORES

No corren buenos vientos por la Consejería de Educación de la comunidad de Murcia, una casa donde últimamente parecen obsesionados con gastar y gastar en una renovación tecnológica de los centros,sin precedentes  mientras que descuidan otras necesidades más básicas y elementales. Los docentes asistimos – pasmados, hay que decirlo- a la llegada de material informático de vanguardia a los institutos mientras que en muchos centros no se puede encender la calefacción o sólo unas horas, se cobran las fotocopias de los alumnos o no se paga la paga extra a los trabajadores. Pero ojo, para gastarse un pastón en pizarras digitales ( creo que unas 2500 a 1500 pavos cada una) sí que hay. Habrá que preguntar qué empresa las vende que ocupa tan preclaro lugar entre las preferencias de nuestro consejero. Y en medio de este desbarajuste, comienza a avivarse el rumor de que Sotoca salta porque no se ha mostrado conforme con ¡los nuevos recortes en Educación le planteaba su jefe! Esto ya no es un problema de falta de dinero-que también- lo es de mala gestión, ¿qué hacemos inundando de pizarras digitales, ordenadores y cañones de proyección los centros si faltan profesores, si a los que quedan se les paga mal, si los críos pasan frío, si se les cobran las fotocopias? ¿A qué extremo hemos llegado?

Y por si fuera poco, el nombre del posible sustituto no ha hecho  sino poner en alerta al profesorado que, tonto, tonto, no es; y se levantará en pleno si se cumplen los más oscuros vaticinios.

jueves, 7 de marzo de 2013

ENFERMAR CUESTA DINERO


¿Recuerdan ustedes aquellas épocas en que si un trabajador, un minero o un albañil se ponían enfermos no entraba el jornal en su casa? Suena a Dickens, ¿verdad?, pues no. Murcia 2013. Mi compañera Ana Garrido padece Esclerosis Múltiple R. R. (Remitente Recidivante), que no es ninguna tontería: una enfermedad grave y degenerativa que la ha llevado a cursar baja desde el 3 de diciembre pues tiene problemas de visión y de movilidad. Como tras el tercer día de baja- con estas nuevas prácticas que nuestros sindicatos no han frenado- cobras un 50 % menos y luego, a partir del día 21, un 25%; pues en la primera nómina tras la baja le soplaron 500 euracos. Ojo, que no le van a reembolsar porque la suya no es enfermedad profesional, ni cáncer ni una operación. A partir de ahí, Ana , está en una situación económica comprometida, pues la parte de la nómina que debe ingresarle MUFACE le llega con un mes de retraso porque desde la Consejería de Educación se encargan de que las órdenes de pago salgan con el consabido retraso. Vamos, que cobra unos 1200 pavos de su sueldo  un mes después de cuando tocaba. ¿Es justo que una profesora que sólo ha cursado tres bajas en su vida laboral con veinte de grave enfermedad a la espalda pase por esto? Pues no. Y una vez visto el caso de Ana; si actúan así en un caso grave ¿qué no están haciendo con las bajas más leves? Así están las cosas: gente con depresiones aguantando el tirón, otros currando con diarrea mientras que aprietan el culo o los más arrastrándose por ahí con una gripe mala malísima. Ponerse malo cuesta dineroLo dicho, de Dickens.