lunes, 17 de junio de 2013

HAY ALGUNOS QUE NO CONOCEN A SU PADRE



Queridos amigos,  desde aquí presento mi más profundo respeto a esos señores de la CEOE. ¡Qué buena gente! ¿Hace falta que recuerde lo que hizo su anterior presidente? Sí, aquel que decía  que “hay que trabajar más y ganar menos” mientras que se ponía cerdo de llevárselo. “Pues a todo hay quien gane” u “otro vendrá que bueno me hará”. Así que sale un tipo, tomen nota del nombre, un tal José de la Cavada, de la CEOE y critica los permisos por defunción porque “los viajes no se hacen en diligencia”. 


Aquí una foto del susodicho, por si se lo cruzan en la calle y lo quieren felicitar


En fin, con gente de este nivel en las altas instancias de nuestro empresariado vamos a la debacle. Pero ¿se puede ser más inhumano? ¿menos persona? ¿es posible tener el corazón más negro? Esta gente se está aprovechando de la crisis, de los ajustes, para retornar a los trabajadores a condiciones laborales del siglo XIX. Estimado homínido, sí, don José, sepa usted que un trabajador que pierde a un familiar en lo último que piensa es en escaquearse; si usted no entiende eso es que no siente ningún tipo de empatía por nadie. Ni por sus seres queridos. Porque es de suponer que si a usted cuatro días le parecen mucho, lo aplicaría con su propia familia. A la que, dicho sea de paso, no le arriendo la ganancia. Valiente  personaje, espero que la sociedad le muestre el desprecio que merece.