miércoles, 30 de abril de 2014

SON COMO HOMER






Son como un mal mago que repite una y otra vez el mismo truco. Dicen en “Como conocí a vuestra madre” que el mejor amigo de un mago es un público borracho. Nosotros no estamos borrachos, pero sí anestesiados. Y nos la cuelan una y otra vez. Como en aquellas viejas estrategias de donjuanes y seduce monjas, nuestros políticos  practican aquella máxima que conocerán ustedes de “ prometer y prometer hasta  meter y después de metido nada de lo prometido” . En estos días asistí con optimismo a la mejora de los datos del paro, de la economía, auténticos brotes verdes. “Parece que esto se anima”, me dije a mí mismo. Esa misma tarde comprendí la razón de este vuelco de nuestra Economía. Escuché a un líder del PP decir- creo que González Pons- que si los españoles no les votan perderemos la estela de la recuperación.  Y claro, dije, tate. Luego escuché por ahí, como quien no quiere la cosa, que justo antes de las elecciones europeas el gobierno anunciará una bajada de impuestos. Ahora me salen las cuentas: el cambio de la manera de medir la población activa, los destellos de recuperación….. yo ni me acordaba  de que tenemos unas elecciones.Y es que siempre hacen lo mismo: viene las elecciones y bajan los impuestos, las ganan y dicen “ preparaos que ahora, durante cuatro años os paso por la piedra”. Son como Homer Simpson, que un episodio en que se presenta a un cargo público dice: “maldistos votantes, como me voten, se van a enterar”. Es lo que hay.

jueves, 24 de abril de 2014

CUÑADISMO

Aquí Salem, el ideólogo, con el autor del blog.

No amigos, esta teoría no es mía. Pero la he escuchado cientos de veces de los mismos labios de su autor, mi amigo el escritor argeñol Carlos Salem. Carlos argumenta, en una exposición que puede llevar sus dos horas- con pruebas irrefutables, ojo- que el problema fundamental de España es “El Cuñadismo”. Y dirán ustedes……. ¿qué dice el Tristante? ¿Qué eso del “Cuñadismo”? Pues muy fácil queridos lectores, que aquí, cuando hay que encargar un trabajo, construir un edificio o buscar un proveedor, sea una empresa privada, la administración o la asociación de capadores de papagayos, aparece un fulano que dice “esto mi cuñao nos lo hacía por menos” . Y claro, dado que somos latinos, cariñosos y familiares por naturaleza se contrata al cuñao en cuestión que suele ser un zopenco de cuidado, gandúl y de poco fiar y que cobra el triple que la gente que sabe del asunto. Y eso es un cáncer. Acabamos de toparnos con un ejemplo de ello. Por si lo de los ERE en Andalucía no fuese poco- el PSOE está con el agua al cuello- nos encontramos con que la policía y la fiscalía andan detrás del caso del fraude de los cursos de formación para parados. Y para que luego digan que las cuñadas son todas malas…..tomen nota: según parece indicar la instrucción, la entonces directora general de Formación, Teresa Florido, adjudicó supuestamente subvenciones millonarias a las empresas de su cuñado, Ángel Ojeda. Parece que entorno a 34 millones de eurazos. Lo dicho, el Cuñadismo.