viernes, 22 de febrero de 2013

ESCLAVITUD, DESIGUALDAD Y AMIGUISMO


El otro día vi los Miserables, la película de Tom Hooper basada en la obra homónima de Víctor Hugo. Me encantó, todo hay que decirlo. Pero no pude evitar las comparaciones con la actualidad al visionar  los fragmentos de la obra que hacen referencia a la revolución del 1830. Mi mente también voló al 1789 y recordé aquellas famosas premisas de “Libertad, igualdad y fraternidad”.  Mientras que veía las imágenes y escuchaba la extraordinaria banda sonora sentí admiración por aquellas gentes que, con un par, se enfrentaron a una oligarquía que se lo había montado de puta madre. Que tenían machacado al pueblo, emponzoñado en la pobreza y que vivían como auténticos príncipes mientras que exigían al ciudadano de a pie mil y un sacrificios. Unos impuestos numantinos, un aparato del Estado impío y mucha, mucha gente sufriendo. Unas clases dirigentes fuera de la realidad, viviendo a tope  y los pobres pagando el pato. ¿Les suena? Hemos vivido el “Debate del Estado de la Corrupción “ en el Congreso y mientras que nuestros políticos se lo llevan a manos llenas vemos a parejas de ancianos suicidándose y gente quemándose a lo bonzo por problemas económicos. Aquellos “miserables” tuvieron más pelotas que nosotros. Crearon una Francia mucho mejor mientras que nosotros, bovinos y acomodados, aguantamos lo que nos pasa. Espero que algún día despertemos de este sistema que nos han dado de  “Esclavitud, desigualdad y amiguismo” para tener , de verdad, “Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

viernes, 8 de febrero de 2013

NO SOY MASOQUISTA


En el 96 dejé un trabajo en el que ganaba mucha pasta para irme a currar a la Enseñanza Pública. Lo mío era “vocacional”. Han pasado 20 años. Por mis manos han pasado muchos chicos y chicas. Ayudé a muchos de ellos y he echado más horas que un tonto. Mucho más de lo que reclamaba el deber. Como mis compañeros. No es fácil trabajar en la Enseñanza Pública y menos con esa mierda que llaman LOGSE. Soy de Biología y por hacer el panoli ¡he dado hasta castellano en mis horas libres a alumnos chinos! Me siento orgulloso de haber contribuido a que muchos alumnos tuvieran un futuro, me encuentro con muchos de ellos y me recuerdan con cariño, me agradecen el esfuerzo que hice por mostrarles que una buena formación es la mejor protección frente a los avatares de la vida y de eso que llaman los mercados. Pero ahora me siento como un gilipollas porque yo, no soy masoquista. Este tipejo que llaman Wert ha desarrollado una ley que pone las bases para privatizar la Educación Pública, la que atiende a la mayor parte de la gente. Sus medios de comunicación nos han vilipendiado ante la sociedad, han convencido a la gente de que merecemos todo lo que nos pase por ser funcionarios, nos han quitado la paga extra, bajado el sueldo varias veces, han echado interinos y nos han aumentado las horas. Una sociedad que no respeta a los maestros es una sociedad sin futuro