SENTADO EN UN RINCÓN


La tristeza
crece en mi interior
como una nube,
un sucio nubarrón.
Me quedo solo
sentado en un rincón
y me pregunto,
¿quién coño seré yo?

Hace tiempo ya
que tuve que crecer
crecí a hostias
a golpes contra una pared.

Y tuve que crecer


Me pregunto
si con la libertad
que se me niega
podría disfrutar
de las estrellas
que flotan sobre el mar.
Y la marea,
que se recoge ya.
Mientras que esperas
que todo te envuelva
y desaparezcas
de la faz de la tierra.


Sentado en un rincón pertenece a Amanece en Verde, todos los derechos de J. Tristante

Comentarios

Isis ha dicho que…
Es bonito, aunque hay palabras que yo jamás pondré en un poema.No por que las vea mal ni nada por el estilo, es que no me salen, ni siquiera las imagino.Un beso.

TODO

La espera, el viento, el frío...
todo lo doy por bien pagado
si tú me regalas tu sonrisa
la mirada de tus ojos
y los besos de tus labios.

María Nicolás arteaga

Entradas populares