martes, 8 de junio de 2010

PAPELÓN

Otra izquierda, amigos, es posible.

Pues eso, que menudo papelón han hecho los chicos de UGT y CCOO. He seguido la huelga, claro, porque soy funcionario. Pero son muchos los que aún estando de acuerdo con la misma no la han secundado por no apoyar a los sindicatos. Durante la jornada de protesta, Carlos Herrera abrió los micrófonos a los funcionarios que llamaban a informar de cómo iban las cosas y el 99,9% de los mismos coincidían en su diagnóstico:

1.-La cosa era como para hacer huelga pero no consentían en perder un día de sueldo que luego, bien podía ir a las arcas de los sindicatos que cobran jugosas subvenciones.

2.-No querían secundar la huelga para demostrar su rechazo a la ¿labor? realizada por los sindicatos en los últimos tiempos.

Han quedado desacreditados, los trabajadores los rechazan, no quieren que se les financie y había incluso quien hablaba de su desaparición. A eso hemos llegado amigos. Estos palmeros del gobierno, que no defensores del trabajador, han terminado por provocar en el currante la sensación de que su existencia ¡no es necesaria!

Este individuo que rige nuestro destino es peor que la rosquilla negra, por donde pasa todo queda arrasado. Es como un Midas que convierte en mierda cuanto toca. Cuando predije que hundiría España y que dejaría al PSOE reducido a un solar, nunca, ni por un momento, pensé que este tío fuera capaz de cargarse los sindicatos. Y lo ha conseguido.

¿Qué queda de aquellos líderes sindicales que sufrieron cárcel, persecución, que se quitaron el pan de la boca para alimentar a los hijos de los compañeros en huelga? Zp los ha engañado y los deja frente a los caballos. Lo que más de cien años de pistolerismo de la patronal, Franco, el capital, etc, no consiguieron, lo ha conseguido éste en un plis plas. Descansen en paz.


8 comentarios:

Francisco dijo...

No comparto tu opinión jero, creo que los sindicatos se lo han buscado ellos solitos, en vez de ser independientes y luchar por los trabajadores, se han dedicado hacer politica. A congratularse con el partido en el poder y sobre todo a cobrar subvenciones...olvidando su labor principal, la defensa de los trabajadores.
Esta situación nos demuestra que en este país tenemos una clase politica (partidos y sindicatos) nefasta, dedicados exclusivamente a chupar del estado sin preocuparse por nada.....

jerobibo dijo...

estoy de acuerdo contigo francisco, vivimos en un país con:
1.- el peor presidente de nuestra historia.
2.-el peor líder de la oposición de la historia.
3.- ministros de necesidades educativas especiales.
4.-el presidente de los empresarios, un fracasado, que ha hecho quebrar sus empresas.
5.-unos sindicatos a los que los propios trabajadores no soportan y con 5 millones de parados ni se han movido pq estaban a muerte con el gobierno.
es el ascenso absoluto de la mediocridad

Pedro Rholax dijo...

Nada que sea subvencionado funciona. No muerdes la mano que te da de comer. En mi hotel, no entraban los sindicatos por orden de dirección ( Gran Hotel Anthelia, Jardines de Nivaria...)hasta un dia, claro . ¿qué se hizo? Nombrar de enlaces sindicales a los jefes de departamento. Los mismos que no te pagan la hora extra prometida, o te cambian el turno de modo oral y sin 24 de antelación, o se cargan tu día libre o despiden a Pepita por coger la baja estando preñada.
Pero en el visto externo, parece el mayor ejemplo de transparencia que tu jefe sea enlace sindical, en la práctica es lo que es. Y de copas con el Dire, tramando cómo joder a la base y maquillar la protesta..

Paco Gómez Escribano dijo...

Yo tampoco he hecho huelga, claro. Porque no he querido hacerles el juego ni al Gobierno ni a la Oposición ni a los sindicatos verticales. En la Enseñanza tenemos mil razones para hacer huelga. El 5% sólo es la gota que colma el vaso. Pero la huelga hay que hacerla en septiembre u octubre, cuando verdaderamente causemos daño. Y no una mariconada de huelga de un día sino indefinida, hasta que se atiendan las reivindicaciones. Un abrazo.

P.D.: Enganchaíto que stoy al Víctor Ros.

Antonio Rentero dijo...

Jero, por una vez (y que NO sirva de precedente) creo que la culpa en esto no es enteramente de ZP.

Como bien apunta Francisco los sindicatos mayoritarios se han apuntado a apuntalar al Presidente y su zapatastrófica política. De esos polvos vienen estos lodos.

El paro se nos come por los pies pero solo se acuerdan de movilizar a la gente cuando le tocan el sueldo a los funcionarios, además, y para más inri, siendo INFINITAMENTE más sangrante que en la misma embestida el (des)Gobierno arremeta contra las pensiones, que eso sí que no tiene nombre.

¿Ahora pedís movilizaciones? Irse a cascarsela debajo un pino, hombre.

Me parece digno de elogio que haya funcionarios que hayan preferido trabajar para protestar contra la huelga de los sindicatos, pero al mismo tiempo creo imprescindible que desde otras instancias, no sé, tipo movimiento espontáneo de coordinación mediante foros en Internet o lo que sea se convoque una HUELGA GENERAL pero sin que se apunten el tanto ugeté y ce-ce-ó-ó (Urdaci dixit).

Cyd Charisse dijo...

Una guerra es lo que nos hace falta para saber lo que es bueno... eso al menos decía siempre mi abuelo.
Que nos hemos 'jartao' de vivir bien.
Ah, me encantaría ser funcionaria de nivel A y que me rebajaran el sueldo en un cinco por ciento. Tendría que prescindir de un fin de semana en el Thalasia, qué pena, pena...

Aitor Maiden dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero quiero dejar algo claro: el problema ya no es sólo de tener políticos ineptos, o de tener sindicatos comprados. El problema es la propia sociedad, que se le da muy bien hablar y opinar pero que se le da muy mal actuar y poner los cojones sobre la mesa.
Te pongo un link de una entrada de mi blog, donde intento explicarme a través de un famoso film:
http://deux-ex-maquina.blogspot.com/2010/06/joker-tenia-razon-o-como-el-mundo-se-va.html

Pedro Rholax dijo...

Me desvío un tanto, pero es lo que me inspira. En mi país, Cuba tenemos un dicho : tirarse el peo más al toque el culo. Se aplica a hacer alarde de un estilo de vida al que ni de coña accedemos grácilmente. No sabemos lo que es ahorrar,intencionalmente. Yo malvivo, aunque tenga internet, y aunque diste siglos de estar en Calcuta o en mi propio país. Una de las veces que fue hospitalizado aquí, vique se come mejor en el hospital que en mi casa. No podemos acceder a pescado fresco ni a vegetales frescos con comodidad económica.
Bueno, en mi caso quitar Internet no aliviaría o compensaría, pero las cigarritas que no supieron ahorrar llegó la crisis y se los llevó. La alternativa era no llenar el caro de la compra,con lo que mola.
Hace años me dijo un banquero, "quien no gane en una semana lo que cuesta mensual la hipoteca, se embarca; ocurre que se les deja suficiente cuerda para que se ahorquen, lo cual currirá algún día".
El estado de bienestar se llama pues, a la holgura en que se nos permitía no ahorrar, y nada más. No que estuviéramos bien.
Pero viendo como está el mundo, seguimos pensando que en el fondo sí estamos bien. Y resulta que el bienestar es cuestión mental, la alegría de Calcuta, es famosa y chocante.
Siempre podemos cagarnos en tó e irnos a una ONG a volvernos ricos en afecto recibido.
De todos modos, y contrario a lo que cree Willy Toledo, firmaría cualquier habanero por vivir en Calcuta, porque uno o se pasa la vida necesitando enfermo ni estudiando, y menos cuando el precio es vender las convicciones y practicar el la bajeza de la delacion. La prueba es que no he visto nunca una patera de haitianos llegar Cuba.