VERGÜENZA


Cada vez que comento en un artículo que soy republicano hay gente que me escribe muy mosqueada hablándome de los curas y monjas fusilados en la guerra civil. Ni qué decir tiene que yo ni existía en esa época, ni tengo culpa alguna de aquello y que he criticado ampliamente los errores de la II República no sólo en artículos sino en alguna de mis novelas. Que soy republicano quiere decir que no entiendo que exista eso que llaman "familia real"- sí, me niego a ponerlo en mayúsculas- y que creo que en el siglo XXI es una entidad fatua, anacrónica e injusta. Lo que acaba de suceder con un monarca Borbón- lean, lean algo de historia sobre esta distinguida saga y sus comportamientos- es algo que me produce indignación. No comparto la admiración que algunos sienten por este sujeto al que, por necesidades de estado, hubo que alzar a los cielos, cuando el hombre no sabía hacer bien su trabajo. Lo de los elefantes es el último ejemplo de sus meteduras de pata.
Que con casi 6 millones de parados, este señor- al que muchos no hemos votado- ande por el África pegando tiros a los pobres elefantes- animales maravillosos y en algunos lugares, protegidos- a 30.000 pavos la cacería me parece indignante. Es que se me hinchan hasta las venas del cuello pensando en las colas en los comedores de Cáritas y en los recortes que vienen en Educación y Sanidad. Además, no hace falta que recuerde que tiene a su nieto en el hospital por esa extraña y vieja costumbre que tienen por pegarse tiros accidentalmente entre ellos, y encima va y se rompe la cadera. ¿Qué nos ha costado todo esto? ¿Saben lo que cuesta no sólo la cacería sino llevar a escoltas, séquito, aviones, combustible, traslado en un avión medicalizado y los correspondientes fiestorros y saraos?
Y luego, escucho en una tertulia que hay una conspiración republicana contra el rey. No señor, la conspiración republicana es él mismo. Es él quien ha cometido el error de irse a cazar como un maharajá y lo han pillado. Es él quien ha disparado a un oso borracho, Mitrofán, costándonos una pasta del dinero público. Es él quien demuestra que esta institución está caduca, que esto no tiene sentido y que urge un cambio de modelo de estado a una República. Sí, una República. Y no pasaría nada.
PD.- Y como soy buena gente obviaré los comentarios a la horterez de la foto, de este señor acompañado por un tío disfrazado de Cocodrilo Dandy y el pobre y hermoso animal al que este sátrapa ha asesinado muerto detrás.
Me exilio, lo juro.

Comentarios

JAGA ha dicho que…
Si señor....
A CIEGAS EN LA RED ha dicho que…
Hay veces en los que uno tiene que suscribir algo, como antes se hacía con la religión, con el credo, concretamente. En esta ocasión lo suscribo y agradezco que hayas expresado algunas cosas que yo soy incapaz de expresar con tanta certeza.
tozier ha dicho que…
Sin lugar a dudas, una foto que recuerda tiempos pretéritos. Para algunos (véase aristocracia retrógrada) el tiempo no ha pasado. Podría perfectamente ser una foto de la época victoriana.
Soy de los que se toman a broma el tema del fin del mundo con el calendario maya, pero. Da la impresión de que cada día que pasa, se acerca más la explosión de la masa que cada día esta más y más cansada de todo esto.
Mi miedo radica en que (obviamente con muchos matices) la gente esta tan harta como lo estaba la Alemania prenazi. Hasta que apareció un tal Hitler y movió masas. Eso es lo más preocupante de todo. Y muchos me tacharan de exagerado, pero la corriente xenófoba de este país crece por momentos.
Planteenselo
jerobibo ha dicho que…
no es ninguna tontería esto que dices
joanra ha dicho que…
Es indignante lo que ha pasado. No entiendo como no se han convocado manifestaciones en toda España en contra de la Monarquía. ¿Qué más tiene que pasar para que España reaccione?
tozier ha dicho que…
Pues te aseguro que me tiene bastante preocupado, sobretodo porque gente de la que nunca hubieras sospechado que podrían actuar con racismo, están saliendo del armario.
Mi optimismo me dice que esto es una consecuencia de la crisis, cuando no se tiene a quien culpar, se culpa al inmigrante, pero la parte de mi cerebro que ve la realidad, se da cuenta de como crece la xenofobia más exacerbada por momentos. Chistes (bastante faltos de gracia) corren como la pólvora por Facebook, Twitter y demás. Rumores infundados sobre las ventajas de los inmigrantes respecto a los autóctonos, etc.
En serio, muy preocupante.
Soraya ha dicho que…
Completamente de acuerdo con cada punto y coma de tu entrada. Personalmente me cogí un cabreo impresionante. No hay derecho a que se malgaste el dinero en idas y venidas en viajes privados y mucho menos si son para esto!!.
Abrazos Jero!!
Al :) ha dicho que…
Hola :) Soy alumna del Infante, no sé si me recordarás, pero no he podido ir a tu charla y me has dicho que te buscara en facebook, pero no lo manejo muy bien y al buscar tu nombre me ha salido el blog. Escribo desde hace un tiempo un libro juvenil, demasiado quizá y subo los capítulos a este blog : pdvpuntosdevistablogspot.com Los primeros son bastante malos y complicados de entender, pero con el paso de ellos es sencillo y mejora. Mi meta sería terminarlo primero y ya, si puede ser, publicarlo, pero una ayuda nunca viene mal.
Gracias, y sin duda leeré tus libros, porque aunque yo no haya ido, a mis amigos les ha encantado lo que has dicho y uno de ellos te ha hecho firmar como 5!
Al :) ha dicho que…
Pd : no espero que lo leas, supongo que ni tienes tiemp ni es tu estilo, solo quiero aprender cosas de este mundo :)
Gracias :)
Esther Durán Cuartero ha dicho que…
Un artículo para quitarse el sombrero. Sólo me queda apuntar que todos y cada uno de los puntos expuestos en él corresponden al sentir de muchas personas que, como yo, nos vemos reflejados en las palabras de Jerónimo.
Enhorabuena de nuevo.

Entradas populares