lunes, 6 de mayo de 2013

STILL RUNNING















No entiendes que sigo corriendo
que no me puedes alcanzar, ni tocarme.
Que estoy muy lejos, más,
y que la distancia que hay entre tu y yo
no se puede cruzar.
Que no voy a pararme nunca,
que nunca me volverás a besar,
que nunca más vas a tocarme
ni a dormir conmigo
ni volveremos a follar.
No entiendes nada
nunca entendiste.
Ya no comprendes que entre tú yo 
sólo hay una cosa, frío.
               ¿Acaso no lo sientes?

2 comentarios:

Victoria dijo...

Realmente este poema es muy desolador y hay que ser muy valiente para saber y hacer saber que esas cosas no van a suceder nunca más.
Siento helor al leerlo y un escalofrío me recorre la espalda. Y miedo, el miedo de saber que ya no se puede volver la cabeza, que esa etapa queda atrás, irremisiblemente.
Pero hay que dar el paso, salir al sol y no quedarnos muertos de por vida en un helado congelador.

V. Blue Moon

El Pensador dijo...

Hola Jerónimo Tristante, queria invitarle a un programa de radio en San Javier, "Las Meriendas del SJ.3" que es un programa realizado y organizado por jovenes y para jovenes, y hemos pensado en darle la oportunidad de presentar su libro "La ultima noche de Victor Ros". Espero respuesta y gracias, mi correo es 3binfdavidcavas@gmail.com