jueves, 4 de marzo de 2010

LADRILLO BUENO/ LADRILLO MALO


HACE TIEMPO QUE NUESTROS POLÍTICOS PERDIERON LA CAPACIDAD DE RUBORIZARSE

Mi amigo Antonio Agudo me cuenta una anécdota de un veterano senador norteamericano al que preguntaron qué había que hacer para triunfar en política:" subirse los pantalones y mentir".- contestó el fulano.
Al menos en eso, era sincero. Hace tiempo que vengo observando que nuestros políticos sueltan trolas ya como si no costara. Igual les da que les da la mismo que haya hemerotecas, fonotecas, youtubes y su puta madre. Les sale gratis y mienten día si y día también sin ningún atisbo de rubor en el rostro, no se cortan un pelo. Como muestra recordaré que este gobierno, cuando le pilló la crisis en bragas, encontró un filón en aquello de "la culpa es del modelo del ladrillo que heredamos del tío del bigote".
Hasta el más tonto sabía que aquel modelo especulativo iba a la debacle, pero, ¿alguien escuchó a ZP decir en sus cuatro primeros años que iba a cambiar el modelo productivo? ¿En algún momento habló de "economías sociales" o hizo amago de pretender cambiar el sistema? No padre.
Sólo se dedicaba a gastar y a fardar diciendo que "estábamos en la Champions League de la Economía".
Ha pasado el tiempo, y nos salen con un plan para recuperar este solar al que han reducido el panorama económico. Y la medida estrella no pretende sino resucitar: EL LADRILLO!!!!!
Pero, claro, este ladrillo, no es malo, es bueno. Como lo de que Irak era una guerra y Afganistán una excursión de ursulinas, o que Moratinos le pegó el puro al Gorila Rojo.
Las mentiras tienen las patas muy cortas y la gente comienza a estar cansada.

No hay comentarios: