domingo, 30 de mayo de 2010

HAY QUE CAMBIAR DE RECETAS

OTRA IZQUIERDA ES POSIBLE PERO HABRÁ QUE REINVENTAR EL PENSAMIENTO ECONÓMICO DE LA SOCIAL DEMOCRACIA

Ya no hay excusas. Podemos echar la culpa al ladrillo, a la coyuntura internacional y a su puta madre, pero nos hemos ido al carajo. Comienza a arraigar con fuerza en la parroquia la idea de que cada vez que el PSOE se hace con el poder se carga la economía. Todo el mundo lo dice, en la calle, en las barras de los bares….incluso socialistas convencidos comienzan a confesar que los suyos “no saben gestionar la economía”.

Es verdad que nuestro modelo era frágil, pero no podemos obviar que Zapandreu cogió una economía en superávit, la octava del mundo, y en lugar de aprovechar la bonanza y las arcas llenas para reorientar nuestro modelo económico se dedicó a gastar como un loco, a comprar voluntades y nos ha hundido en la mierda para muchos años. Ya lo hicieron en el 96, cuando los del PP se encontraron con un estado en bancarrota tras la “brillante” gestión de Solbes, pero es que lo de ahora es mucho peor.

Pero, ¿por qué la cagan siempre en asuntos económicos?

Es evidente que se hace más necesaria que nunca una profunda revisión del pensamiento económico socialdemócrata. Es un hecho probado que tiene fallas porque se ha quedado antiguo, obsoleto y que no encaja en la economía que le rodea. ¿Por qué? Analicemos el caso español:

1.-ZP no tiene ni idea ni de economía ni de gestión.

2.-ZP y los teóricos de la economía socialdemócrata creen a pies juntillas que la economía de mercado es algo así como un casino, imprevisible, y que unas veces va bien (y te beneficia) y que otras va mal (y te perjudica). Nada más lejos de la realidad, es cierto que los fenómenos macroeconómicos son multifactoriales, pero una buena comprensión de la economía te permite tomar las medidas protectoras necesarias que te ayuden a paliar los vaivenes del libre mercado. Esconder la cabeza bajo tierra( como ha hecho este hombre) es lo peor que se puede hacer.

3.-ZP y los teóricos de la economía socialdemócrata tiran de manual ante las dificultades. Confían en que el manual tiene la respuesta, pero ¿qué ocurre si el manual está desfasado? Que te estrellas. No comprenden lo que les ha pasado, tomaron las medidas de siempre, las recetas que creían que siempre funcionarían y les ha pillado el tren. Han quedado desnortados, más perdidos que Marco el día de la Madre, porque aquello que decían los teóricos socialdemócratas les ha llevado a la ruina. Se ha hecho evidente que la receta “ a más crisis más gasto social y ya escampará” sólo te lleva a vaciar la caja, a tener que subir los impuestos, a que cierren PYMES y a aumentar el paro, metiéndote en una espiral de recesión y paro que no tiene fin. Todo el mundo lo veía venir, menos ellos.

4.-ZP y los teóricos de la economía socialdemócrata no entienden ni pueden entender lo que les pasa por falta de formación y por su empecinamiento en negar la realidad. Veamos, nos guste o nos disguste vivimos en Occidente, en una economía de mercado a todas luces instalada en un sistema capitalista. Ésa, y no otra, es la dura realidad. La Socialdemocracia y sus teóricos vienen de la casa madre, el marxismo, que si bien puede tener hoy día cierta vigencia como solución a los problemas de muchos países del Tercer Mundo, no tiene cabida en la Europa Occidental pues fue diseñado como alternativa a sociedades que YA NO EXISTEN. Al menos aquí. Buscar soluciones económicas de base marxista en una economía capitalista, es como querer jugar al baloncesto usando las reglas del fútbol, siempre perderías. Pero no lo entienden.

5.-Se hace necesario, ¡qué coño!, IMPRESCINDIBLE, que las mentes más preclaras de la socialdemocracia comiencen a diseñar un nuevo modelo de pensamiento económico de la izquierda, lejos de ideas apriorísticas, de Morales, de Chávez, de antiamericanismo atroz, de nostalgias pseudomarxistas y moderno, muy moderno y flexible, como alternativa al liberalismo descontrolado que provocó la caída de los mercados y la situación que vivimos ahora. Hay que partir de la base de que los dogmas en que creíamos ya no valen, porque la sociedad, nuestro mundo, el de las sociedades del bienestar ha cambiado. Ya no hay índices de pobreza y analfabetismo atroces, la clase media no es el enemigo a batir, sino la base que sustenta a la izquierda moderada, con sus votos y sus impuestos. O nos dejamos de demagogias y solucionamos los problemas de la mayoría ( la sufrida clase media) o la izquierda tendrá que cerrar el chiringuito. He dicho.

4 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Pues dices bien, Jerónimo. Lo cierto es que las experiencias con Felipe Glez. y Rguez. Zapatero han sido nefastas en el tema económico. Este hombre, ZP, ha comprado voluntades políticas a precio de oro. Y ha gastado el dinero en insensateces, como chequebebé, libros de texto gratuitos..., joder que hasta ha dado dinero hasta para los homosexuales de no sé qué país de África. Como los socialistas no hagan una profunda reflexión, como dices, tendrán que ser otros los que tomen el testigo de la izquierda en este país.
Saludos.

Jaleante dijo...

Querido Jero:

Puede que estés en lo cierto en lo que postulas pero yo lo veo de un modo más prosaico.
Por lo poco que te conozco (sólo de leerte y de los elogios que profesa hacia tí el del punto azul pálido), creo que eres un romántico de la izquierda, de la egalité, fraternité y liberté (sin entrar en los masones). Yo también sigo el lema gabacho y no creo que haya nadie en su sano juicio que no lo comparta.
Lamentablemente, el socialismo que hemos sufrido no tiene nada que ver con eso, por lo menos el que conoce este país, y, si te fijas en el de otros países, tampoco se diferencia mucho del nuestro.
Básicamente un sociata llega al poder con una mano delante y otra detrás. Limita sus mandatos a dispendiar el erario de todos para seguir haciendo votos y seguir gobernando. Durante ese tiempo, hace una fortuna ingente y echa mierda sobre los demás para que nadie vea lo que está haciendo él.
Cuando el populacho se harta, se va y comienza otro ciclo, un ciclo pepero o distinto, de alguien que ya tiene pasta y que, mientras arregla el país, hace sus trapicheillos y devuelve favores (que no está bien, pero por lo menos arregla algo).
Ya sé que es una visión muy esquemática, pero básicamente, lo veo así.
Pepiño el iletrado y otros tantos altos cargos de la Xunta, han echado a una urbanización entera, se han saltado la ley de costas y se han hecho un paraíso playero a nuestra costa. Leire pequeña masturbación gana 20000 al mes por tres trabajos que no realiza (además de dañar la vista por llevar esos colores). Chacón hizo una tesis sosteniendo la independencia de cataluña pero dirige nuestras tropas. Rubalcaba es un experto en decir trolas (aunque es el que más trabaja de todos). Chaves es un terrateniente al más puro estilo culebrón sudaca que lleva gobernando en andalucía de la manera que lo ha hecho tantos años, creando vagos a cascoporro,enchufando a su hija y a la Aido (de esta, me niego a hablar) pero llevándoselos frescos, frescos. Garmendia, Corredor y Gabilondo son los figurantes de una obra de teatro macabra y Bono, el que regala pisos de un millón y compra purasangres. De la Vega se hizo valenciana de pro cuando no se había comido un arroz socarrat en su puta vida y ZP...¿Digo algo?

La progresía, ante esto, diría Gürtel, gürtel!!
¿3 trajes de un sinvergüenza como ellos es toda la diatriba que esgrimen contra la oposición?

Esto sólo pasa en España.

Lo que necesitamos es que nos gobierne alguien con mano dura (me refiero con decisión). Que deje de darnos libertades que no podemos ni sabemos usar, que produzca riqueza (odio copiar esta expresión a Rajoy, pero medialengua a veces tiene razón), que nos eduque en ciencia, humanidades y cultura para que un chico de 18 años sepa dónde está Santander, quién fue Hume o hacer una integral y no ha hacerse una paja, poner un condón con la boca o rapear dabuti.
Necesitamos a alguien que surta de identidad homogénea a este país y no de la identidad que salga de las negociaciones con nacionalistas.
Ser español no es malo, es igual de bueno que ser francés o alemán.

En fín, Jero, que menos preliminares y vamos a folletear y bien, que va haciendo falta.

Saludos.

Eva dijo...

Yo creo que lo peor no es que no sepan donde está Santander, es que no saben ni leer, conocen las letras pero no entienden lo que leen (una PT me dijo que esto se llama analfabetos funcionales). Con tanta ayuda y tanto dinero fácil compran los votos, con un pueblo ignorante se aseguran que nadie les cuestionará. El Che decia que "un pueblo que no sabe leer es un pueblo fácil de engañar".

Mucha gente no veía, ni ve, que un país no puede endeudarse hasta el infinito, que lo que da el Estado sale de los impuestos que pagamos todos, no del presi, que España carece de industria... Y hay quien cree que somos tan ricos que podemos rescatar a todo el tercer mundo a poco que les demos nuestras migajas. Yo ya he aprendido a callarme porque odio pelear y, aunque me encanta conversar de todas las cosas, hay muy pocos que compartan esta afición, pero me voy a permitir decir algo: las utopias son eso, utopias, quien nos gobierne debe tener los pies firmemente asentados en la tierra: Y otra cosa, cuando alguien descaradamente regala el dinero de todos para comprar votos para sí mismo, que tengamos en cuenta que él prosperará, luego nos tocará pagar.
ZP se cree el jefazo de una gran empresa, que hace aguas, y cuando una empresa va mal lo más fácil es bajarle el sueldo a los trabajadores. Es una manera sencilla e inmediata de bajar los recibos a pagar cada mes. Que no me diga nadie que este modo de actuar es de izquierdas, que no habia más que hacer antes que bajarnos el sueldo.
Lo siento por sus seguidores, pero cuando veo a este hipócrita por la tele ya no soy capaz ni de escucharlo, me parece que se está riendo de todos y me repugna.
Un saludo.

Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.