jueves, 20 de mayo de 2010

UAN MEZQUITA EN LA ZONA CERO


A veces, esta sociedad occidental en que vivimos me recuerda al Imperio Romano a punto de ser fagocitado por las hordas bárbaras. Un Imperio que se había amariconado por la riqueza, de ciudadanos acomodados, gordos, bien servidos y sin agallas para defender su modo de vida, sus valores. Un Imperio devorador por bárbaros con ganas de comerse el mundo, que lo tenían claro, y que debía reírse de los ciudadanos romanos como los islamistas se descojonan de nosotros. La última frivolité , ¡la construcción de una mezquita y un centro islámico al lado de la zona cero!
No se puede ser más tonto, amigos, y nos merecemos lo que nos pase, que nos va a pasar. Los adalides de lo políticamente correcto avalan esta iniciativa para favorecer "a los musulmanes que están estigmatizados por la sombra del integrismo". No he conocido ni a un musulmán moderado. Son como supermán o el hombre araña, ficción pura. Manda huevos que un lugar que es recordado por la mayor "hazaña" de estos descerebrados que viven en la Edad Media se piense construir un templo de este sistema político-filosófico-religioso que es el Islam. Los familiares de las víctima están mosqueadísimos. No podemos permitir estas cosas. En un edifico de 13 pisos que resultó dañado por el atentado. ¡Y en Estados Unidos!
¿Qué no ocurrirá en Tarragona, en París o en Amsterdam?
Nos ha costado mucho alcanzar, durante siglos, unas mínimas libertades civiles para dilapidar nuestro capital ético y democrático de esta forma. Una sociedad que no defiende sus valores está condenada a la extinción. Hemos olvidado que las libertades se conquistan todos los días, no son algo que se gane y quede ahí para siempre. En una sociedad abierta como la nuestra siempre habría idiotas totalitarios que quieran imponerse, sean los nazis, los comunistas o estos iluminados que tanto molan a la progresía, el Islam. Colocar una mezquita en la zona cero es como ubicar una oficina del partido nazi en Auswitchz, una mala broma, una muestra de decadencia horrible y profética. La sociedad debe defenderse de aquellos que quieren imponer contravalores que van en contra de los derechos humanos. No hay duda al respecto.

6 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Lo que tú dices, poco nos va a pasar para lo que nos estamos mereciendo.

Yo no digo que TODOS los musulmanes sean islamistas extremistas y terroristas, solo comento que un musulman moderado, quizá equivalente a un católico moderado como pueda ser yo mismo, manifestó sin pestañear que si se lo pedían no se lo pensaba dos veces antes de ir a Palestina a luchar contra Israel.

Y hablamos de alguien natural de una próspera ciudad del norte de Marruecos, con una familia bien situada, casi occidentalizado si me apuras e incluso de piel más blanca que la mía, ojos más verdes que los míos y pelo más rubio que el mio. Alguien con educación, que lleva bastantes años residiendo en Europa y al que en años que hace que le conozco no le he visto nunca un comportamiento extremista en ningún momento.

Y ese es el moderado.

Ahora vendrá la parte en la que muchos bufarán y pensarán que están escuchando la COPE o Intereconomía, pero esta tibieza que a la larga acabará con la civilización occidental (donde hay separación Iglesia-Estado y Ley y Fe transitan caminos separados) es culpa de Zapatero, su Alianza de Civilizaciones y todo el que le parece que hay que ofrecerle oportunidades a quien nos niega la reciprocidad.

Cuando dejen que en La Meca haya una iglesia o una sinagoga, hablamos de poner mezquitas a tiro de piedra de la Zona Cero.

¿Vamos a dejar que pongan una mezquita el lado de Atocha?

Jero, el ejemplo de Auswitch y la sede del partido nazionalsocialista no es del todo adecuado pq dicho partido está prohibido. El Islam no está prohibido (ni debe estarlo!!!) pero debe haber reciprocidad, y si en los países musulmanes yo no puedo ir a misa ellos aquí no deberían tener un privilegio que a mi me niegan en su país.

Y dejemos ya de hablar de libertad de credo, esto es un problema estrictamente PO-LI-TI-CO. Si en un país fuera legal mantener relaciones sexuales con un niño de 4 años, al natural de ese país ¿le dejaríamos aquí poner en práctica esa costumbre permitida en su país?

Pues lo mismo.

Este tipo de tibieza tiene un triste antecedente histórico, ya nadie se acuerda de Neville Chamberlain, aquel primer ministro inglés que dejaba que Hitler fuese anexionándose alegremente países por toda Europa casi defendiéndole con un "bueno, dejémosle, si se le pasa enseguida, si al final todo acabará bien".

Y los cojones 23.

Jaleante dijo...

Conozco y trato a varios musulmanes desde hace mucho tiempo. Son gente "civilizada" y trabajadora. Se han occidentalizado bastante y, aunque no comen cerdo ni toman alcohol, les va el folleteo bastante, incluídas sus mujeres.

Lo que nunca he consegido sacar de ellos es una crítica al integrismo, al islam ni a su modo de vivir ni entender la vida.
Lo cual me hacepensar que el que calla otorga.

Llevamos desde el medievo dándonos de hostias con el islam. Está más que comprobado que mezclar musulmanes con cualquier otra religión es como echar sodio en agua, y aun así, les damos más y más concesiones y, eso, no es nada bueno para los occidentales, tengas la mente más o menos abierta.

En el caso de USA, tranquis, ya se encargarán los judíos de paralizar lo que sea. Que en influencias y poder, no les gana nadie.

Por cierto, y adelantándome a los progres gafapasta que puedan leer esto, Jeróbibo...¡¡¡ERES UN FACHA!!

Viva España y los caballos de Bono!!

Amen.

Pedro Rholax dijo...

Pues yo lo que me temo es que ya,por haberlo dicho, bastaría una simple negativa para desencadenar una ola de atentados. Ellos no se están descojonando -ni saben reir, yo no he visto nunca a uno con cara de hola buenas-, viven convencidos de que todo ocurre por el poder de Alah y están dispuestos a matar por él. Viven en su mundo con una especie de Youtube propio que les dice y "demuestra" que el holocausto judío nun existió. En él vi yo un rezador de Coran que cura el Sida si te conviertes, y vi un video de Ariel Sharon cuyo cráneo transformaban en slow motion en el de Faraón de Moisés, demostrando que era el mismo (esto a pesar de no creer en la reencarnación). Todo un mundo ignoto para nosotros y tan incontrolable como los libros de texto de las icastolas vascas.

Para topar con guindas todo, existe en los mentideros esotéricos el rumor de que Obama está puesto ahí por Alqaueda. Claro que no me lo creo.

Eva dijo...

No puedo estar más de acuerdo, pero ya me extraña que no haya comentarios llamandote xenofobo, razista y hasta tonto. Por decir lo que tú has escrito, en una ocasión me puso un compañero de vuelta y media. No es que no estuviese de acuerdo conmigo y hablásemos del tema, es que me descalificó totalmente y me trató como a una descerebrada.
Enhorabuena por seguir pensando y expresándote libremente.

Pedro Rholax dijo...

Un matrimonio de Xàtiva vive una odisea en un hospital de los Emiratos Árabes porque los médicos creían que había cometido adulterio


Ana G. B. y su marido Javier S.G. no olvidarán fácilmente lo que debería haber sido un crucero de placer por los Emiratos Árabes y que se convirtió en una pesadilla para ambos dentro de la sala de un hospital de Dubai. Los dos setabenses contrataron con Costa Cruceros un viaje a bordo del barco Costa Luminosa, en el cual embarcaron en Dubai después de viajar a Zurich vía Madrid, para recorrer ciudades como Abu Dhabi, Al Fujayrah o la propia Dubai en una apretada agenda de ocho días de duración.
Pero cuando llevaban dos días de viaje en el barco, Ana, de 36 años, comenzó a sangrar vaginalmente de una forma anormal, por lo que solicitó la atención del médico de la embarcación, quien únicamente pudo intentar compensar la hemorragia mediante la colocación de un gotero, ordenar un reposo absoluto y dar aviso a una ambulancia para que esperase a la paciente a la llegada al puerto de Dubai, al que llegaron dos días después.
Ana fue trasladada al centro sanitario Nmc Spciality Hospital L. L.C. acompañada de su marido y una guía del barco, y tras una primera inspección por parte de personal sanitario femenino, se le diagnosticó un posible aborto como causa de las hemorragias, algo que la propia paciente desmintió, ya que apenas diez días antes había sido visitada por su ginecólogo y su periodo menstrual había sido normal.
No obstante, el personal médico siguió en su diagnóstico, por lo que procedieron a solicitar el Libro de Familia de la pareja para comprobar la relación entre ambos, ya que en los Emiratos Árabes las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales y pueden conllevar pena de prisión. De hecho, en enero, una ciudadana británica fue a denunciar una violación y acabó detenida por tener sexo extramatrimonial en Dubai.
El matrimonio de Xàtiva, que tiene una hija de ocho años, no llevaba encima el documento, por lo que Javier fue retenido de inmediato en el hospital por dos policías armados, exigiéndole que tenía como plazo máximo una hora para presentar el libro o en caso contrario sería encarcelado. Además, a su mujer no se la iba a atender mientras no se mostrase la acreditación de su matrimonio.
Ana recuerda el momento donde la impotencia se apoderó de ambos. «Yo me estaba desangrando y después supe que llegué a una gravedad extrema mientras mi marido intentaba tranquilizarme con los dos agentes al lado. Las mujeres sanitarias me miraban de forma despectiva. Me colocaron una vía y para ello me pincharon repetidas veces. O les enseñábamos el Libro de Familia o me moría desangrada en Dubai».
«Javier llamó a una empleada de la empresa para que fuese a nuestra casa y buscase el documento, y al final lo pudo mandar por fax al hospital cuando a mi marido estaban a punto de llevárselo. Sólo entonces procedieron a atenderme, y necesité tres bolsas de sangre para una transfusión antes de que me hiciesen un legrado. Estuve tres días ingresada», recuerda Ana.
Pero la historia no acabó ahí, ya que el día que tenían que salir del centro para volver a España se les exigió el pago de 3.400 euros pese a tener un seguro contratado. Lograron el dinero y escaparon del hospital cuando apenas quedaba una hora para la salida del avión.
Ana aún siente las lágrimas en los ojos cuando lo narra. «No quiero que a nadie le pase esto. Ellos quieren que se respeten sus derechos y su cultura pero la nuestra la pisotean. Ha sido una pesadilla y creía que nunca más volvería a ver ni a mi hija ni a mi marido».

Eva dijo...

Creo que todas las culturas deben ser respetadas mientras no lesionen los derechos humanos, pero parece que se nos olvida que también la nuestra lo merece.
Empiezo a estar cansada de que todo sea tan maravilloso a excepción de lo que considero mi propia cultura. Debemos respetar, pero debieramos también empezar a pedir respeto.