sábado, 18 de septiembre de 2010

NECESITAN RENOVARSE

Pues que esto tiene que cambiar, amigos. Me refiero a nuestro modelo sindical, de hecho, está cambiando y nadie podrá pararlo. Es obvio que los sindicatos son necesarios, yo mismo fui liberado sindical y trabajé como un negro(huy perdón, como un trabajador inmigrante de color, de color negro, claro).

El problema comienza a plantearse –y no pequeño- cuando vemos que existe un divorcio entre las gente de la calle, los trabajadores, y los dos sindicatos mayoritarios. Y claro, muchos claman por la reducción de liberados e incluso cuestionan la existencia de las centrales sindicales.

Hay dos puntos que no podemos obviar:

1.-El otro día, tomando un café con una amiga francesa que es muy muy de izquierdas, se sorprendió ante el hecho de que los sindicatos españoles cobren del estado. NO, NO, NO. Los sindicatos deben costearse con las cuotas de los afiliados y si acaso es posible, se coloca una cuadrícula en la renta y el que quiera que marque una equis para darles pasta. Pero ojo, el que los sindicatos dependan de la sopa boba del estado es una hipoteca que nos afecta a todos. ¿Cómo van a morder la mano que les da de comer? ¿Defenderán así a los trabajadores? ¿Lo han hecho en los últimos 6 años? ¿Han sido combativos con el poder, el gobierno?

2.- Y ojo, que esto les preocupa mucho: la realidad demuestra que los sindicatos de clase ya no tienen demasiado sentido en una sociedad como la nuestra. A finales del XIX, sí; o ahora en países del tercer mundo, también, ¿pero aquí? Una sociedad con un elevado nivel de bienestar, con una amplísima clase media y con personas que desarrollan empleos cada vez más cualificados no son el escenario para aquella lucha de clases de Lenin y Marx. No. La gente busca cada vez más el sindicato especializado, el corporativo. Y cada vez proliferan más y más afiliados ganan. En los sindicatos modernos cada vez se trabaja más gestión, en el ofrecimiento de servicios al afiliado. Una especie de gestoría que te proporciona ayuda y apoyo jurídico cuando es necesario.

Es por estas dos razones que nuestros dos sindicatos mayoritarios- tan tan necesarios- la han cagado y se han auto desprestigiado haciéndole el caldo gordo a un presidente que iba de rojo y que no tiene el más mínimo empacho en tomar decisiones de neocon que de haber sido tomadas por el PP hubieran provocado que ardieran las calles. La gente no es tonta y lo sabe. Por eso UGT y CC.OO lo van a pasar mal. La huida hacia adelante con los vídeos de chiquilicuatre y esa especie de huelga general contra la oposición-increíble, ¿verdad?- han causado una gravísima sensación de desfonde, de ausencia de liderazgo y de chabacanería que me preocupan. Creo que urge una reforma a fondo de la ley de huelga, de la ley de acción sindical y creo que los actuales dirigentes de estas dos centrales sindicales deberían irse y dejar paso a los sindicalistas del siglo XXI.

7 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Hace mucho que perdieron el norte, Jero, por decadentes, por chupar de la teta del Estado, en subvenciones y en cursos. Así no hay manera. Parece que todo vale, y no es así. Saludos.

Jaleante dijo...

Querido:
De la idea primigenia de los sindicatos, nada queda ya.

Todo lo que has expuesto es una gran verdad, pero hace ya muuuucho tiempo que los sindicatos perdieron el norte, no sólo ahora.

Los sindicatos se han convertido en mafias autorizadas. Pagas las cuotas y nadie se mete contigo, ahora, si te ven herido en el arcén de la carretera y no eres de "la familia", morirás en soledad.

Me dedico a la sanidad y sufro constantemente el abuso de poder que estos sindicatos ejercen sobre los politicastros que gestionan los recursos sanitarios públicos.

La solución a la que han llegado es enquistarse en las direcciones de todos los estamentos sanitarios para controlar en su beneficio lo que se hace o se deja de hacer. Es vergonzoso ver cómo controlan el reparto de plazas,interinidades, la ejecución y desarrollo de oposiciones y cualquier aspecto que a ellos les suponga beneficio en contra de para que se haga de modo limpio y equitativo.

¿Cómo puede Toxo ganar 120000€ e ir por ahí puño en alto alentando a los del metal a que vayan a las barricadas?
¿Cómo pueden ser tan canallas de hacer la pantomima que van a llevar a cabo el 29 y dormir por las noches?

Te juro que si no fuera por la pena de muerte, me atrevería a decir que el Tio Paco no era tan malo gobernando, por lo menos él nunca cambió su rumbo y sabías a lo que atenerte.

¿Es lógico que la gran mayoría de los votantes se plantee elecciones tras elecciones la eterna duda de ¿A quién coño voto? ¿No debería ser algo mucho más fácil?...El espíritu del 78 está podrido, amigo y creo que hay que amputar para que salga carne nueva.

Eva dijo...

Yo creo que los sindicatos son necesarios, pero deberían ser independientes del poder político. Deben servir para defender los derechos de los trabajadores, y representar a los trabajadores; sin embargo me parece que cada vez los trabajadores nos identificamos menos con ellos.
La desaparición de los sindicatos sería catastrófica, pero de nadas nos sirben si están de parte del poder y no de sus afiliados.
Yo soy afiliada de un sindicato, y creo en la necesidad de que los trabajadores nos unamos para defendernos, pero esto cada vez me huele peor porque cuando se trata del PSOE parece que les tocan a un hijo.
De todas formas, podrán amansar a los sindicalistas o aprovecharse de su descrédito, que hace imposible una huelga, pero tarde o temprano se enfrentaran a las urnas. Esta vez no creo que con nombrar la guerra de irak se ganen el puesto.
Yo hice huelga la última vez, y soy tan tonta que la volveré a hacer esta próxima.
Saludos.

Antonio Rentero dijo...

Es una lástima que solo las personas de ideología de izquierdas podáis decir esas cosas sin que empiece a olerse a pluma y brea.

Los sindicatos, como los partidos, tenían que subsistir únicamente con las cuotas de sus afiliados.

Como bien dices el sindicato de clase ha perdido su razón de ser y el sectorial es mucho más racional, útil, dinámico y coherente en defensa de los intereses y las reivindicaciones del trabajador.

Un tema... ¿y para cuándo el sindicato de los autónomos?

Pq si un día dijeran los autónomos de hacer huelga veríamos quién es quien detiene un país... y sin piquetes "informativos".

Ángeles Hernández dijo...

Sr. Tristante, qué serio se pone usted cuando habla de cosas serias. Yo que le conocí el sábado-domingo en "La casa encendida", quedo gratamente sorprendida por tal versatilidad.

Y, que tiene usted razón en lo del modelo sindical y lo de ir contra el mano que te da de comer, y tsmbién que ni están todos los que son, ni son todos los que están.

Además de conocer su blog, quería dejarle la reseña del mío porque se le cita , someramente es verdad pues la entrada está dedicada a resumir todo el evento (quien mucho abarca.También porque me atrevo a poner sin su permiso, una foto con su imagen.

Un saludo y a seguir siendo tan simpático y dando que hacer a Victor Ros.
Á.( Semana negra y Gijón, subiendo hacia Lavapiés)

www.mercedespinto.com

Ángeles Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro Rholax dijo...

España misma causa los cierres de los pequeños negocios arreciando con sus inspecciones de trabajo. Quien no tiene a un amigo o familiar trabajando sin darle de alta, no sobrevive. No lo hacen por robar, sino por defender de un estado emperrado en meter la mano en cada actividad economica se realice. Aunque es otro debate, el estado ha crecido monstruosamente en su invasividad . Cierto que dicen que sostienen demasiado con ayudas a extranjeros y a gente que abusa de la bonanza, pero nodicen cuanto se roban ellos en sueldos y prevaricaciones.

¿Por qué el estado no manda inspectores a los grandes negocios, donde gente trabaja muchas más horas de las que les pagan, realizando trabajos contratados y pagados varias veces por debajo de su diploma? ¿Porqué no se une a los sindicatos para infiltrar gente.y descubrir las mil anomalías y trampas realzadas contra los trabajadores?

Con cada inspección de fábricas ' ilegales' de pequeñas tiendas se genera desempleo y pérdida económica. Parece que la idea es 'como de ésto no saco nada, tampoco vas a sacar tú'.

El estado ha dejado de ser respetable.