jueves, 16 de septiembre de 2010


No tengo nada en la memoria
de aquellos oscuros días de marzo.
Tan sólo recuerdo la lluvia
y mi cabeza en tu regazo.
Aquella sombra que me persigue
que me persigue y no me deja.
Aquella sombra que huye
cuando me estalla la cabeza.
El tiempo que mata el recuerdo
el tiempo me da la razón,
el tiempo me dice la verdad...
¿una ilusión?

1 comentario:

María dijo...

Hola Jero :-)
A pesar de las rimas y los pareados, es bonita. Me gusta...

Un besico