jueves, 31 de mayo de 2012

EUROPA LO SABE


Si un tipo tiene una fábrica de muebles y quiebra, salda el género, paga con ello a los acreedores y cierra el negocio. Así lo han sufrido peluqueros, carniceros, puticlubs, heladeros y abogados. Eso es la crisis. Todos hemos perdido. Los bancos reciben continuamente dinero público para “hacer llegar el crédito a las familias”, mentira. Invierten esa pasta en conseguir aplazamientos de su deuda y no tener que sacar a la venta los miles y miles de inmuebles que se han comido con patatas y así, no perder. ¿Y por qué todos perdemos y ellos no pueden dar pérdidas? Digo yo, que hagan como el de los muebles, que saquen a la venta los pisos a precio de mercado- los jóvenes podrían comprar viviendas a precios asequibles- que paguen a los acreedores que puedan y echen la persiana. ¿No dicen los neoliberales que en una economía de mercado sobreviven os más preparados, los más trabajadores, los más listos?  Bueno, pues estos no son ni una cosa ni otra. Claro, pero eso vale para todos excepto para os bancos. ¿Por qué? Apliquen su propio código hombre. Que quiebren los que tengan que quebrar, que los directivos y los políticos implicados pasen por el juzgado, que vayan a la trena y empecemos de cero con un sistema bancario saneado. Lo demás es engordar para morir. La resistencia del PSOE a pedir una comisión me dio la pista: políticos y banqueros están metidos en esto a medias. Europa sabe que nuestro sistema financiero es un enorme gruyere y los mercados, también. Seguir quitando dinero al pueblo para meterlo ahí y tapar las vergüenzas no sirve. Viene una hecatombe y hasta que no se sanee el sistema financiero no nos volverán a prestar. Hay que pasarlo y punto. Ya no engañamos a nadie.

No hay comentarios: