jueves, 3 de mayo de 2012

HAY QUE CAMBIAR YA

Se hace evidente que no nos salen las cuentas y que nuestro modelo de Estado está haciendo aguas. Tenemos muchas, pero que muchas cosas que cambiar para racionalizar el gasto. O apostamos por un modelo centralizado- léase Francia- o nos la jugamos yendo hacia un estado federal- como en Alemania o Suiza- Pero esto que tenemos, no es “ni chicha ni limoná” y se nos van los dineros. Sigo creyendo que una monarquía en pleno siglo XXI es un anacronismo. No entiendo que el primer artículo de la Constitución diga que todos los españoles somos iguales ante la ley y que luego, otro diga que hay una familia que son menos iguales que los demás. En las últimas semanas hemos asistido con estupor a los siguientes hechos: un niño de la casa real se pega un tiro en el pie, el monarca- que nos pedía austeridad en su insufrible discurso de Navidad- se rompe la cadera cazando elefantes a 30.000 pavos la cacería con 6 millones de parados y ahora, Urdangarín se muestra dispuesto a devolver 7 millones de euros. Si este no es el momento de plantearse ser una República Federal, que venga Dios y lo vea.

9 comentarios:

Fernando Márquez dijo...

Mientras el personal no cambie de mentalidad, seguirá dando igual la forma de gobierno que nos demos. Con cualquiera de ellas, siempre habrá unos que chupen y otros que sean despojados.
El cambio ha de venir de la cuna y de la escuela, en donde se enseñe a servir antes que a ser servidos. Amén!!

Pedro del Río dijo...

Por desgracia España no es un país lo suficientemente serio como para constituirse en república. Tenemos la experiencia de los presidentes de Extremadura, de Cataluña, y el sistema a la mexicana del PNV en el país Vasco. Que en Argentina alguien elija a una impresentable como Cristina Kirchner es otra prueba a favor de la monarquía. Necesitamos madurar como ciudadanos democráticos, si no, de momento un rey como el nuestro es la mejor solución. Y no es que sea monárquico ni mucho menos, es que no creo que una república en España funcione. Por cierto, estas cacerías no le cuestan nada al estado, lo pagó un inversor privado. Hay que informarse mejor.

jerobibo dijo...

Estimado Pedro, sé perfectamente que aquello lo pagó un "inversor privado", todos sabemos que el rey iba a cazar con una gran amiga, así que de informarse mejor, nada.
Es más, el hecho de que la cacería la pague "un inversor privado" es preocupante.
Y por lo de "informarse mejor", el vuelo en avión militar, escoltas, alojamientos para los mismos, dietas y aviones medicalizados etc para traer al "pieza este", lo pagamos todos.Que lo sepas. Y sí, hay que informarse mejor

Pedro del Río dijo...

Si, a los escoltas y a los militares que trasladaron al rey lo pagamos todos con los presupuestos del estado, lo mismo que las pensiones vitalicias de los expresidentes y diputados. SI. el "Pieza éste", que por cierto evitó un 23 de febrero que no pudiésemos opinar como lo hacemos, hizo algo mal. Mató un elefante en lugar de varios venados como Baltasar Garzón. Se llevó a la querida, al aire del mismísimo Alfonso Guerra con su Elena Boyra, quien, por cierto, usaba aviones militares para que le llevasen a su casa en vacaciones. Es que no me informo. Una falta como esta justifica replantearse un régimen político. cuarenta años de democracia pacífica no cuentan nada.

jerobibo dijo...

¿Ves? no nos vamos a poner de acuerdo, el papel de este señor en el 23-F, no fue ni de lejos, el que tú le otorgas, fue otro muy distinto y lejano de la versión oficial que nos dieron y que tú crees. Fíjate qué casualidad, y hablando de elefantes.... eh?

jerobibo dijo...

Y no es sólo por el elefante, en sólo una semana, la familia real ha dado muestras más que evidentes de no estar haciendo bien su trabajo.
En lo de Guerra, estamos de acuerdo, son episodios absolutamente lamentables que en otro país cuestan muy muy caros
abrazote

Pedro del Río dijo...

Por supuesto. No han hecho bien su trabajo. Te doy la razón. Pero ¿justifica eso un cambio de modelo de Estado? ¿habría que cambiar el sistema tras los escándalos del GAL y de Gürtel? Hablas de que una práctica abusiva, como el irse de cacería, justifica sustituir monarquía por república, cuando quizás solo habria que sustituir al infractor. Si, muy pocos saben que el Rey pudo decidir en unirse al golpe o no, a su "elefante blanco". No lo hizo. A lo mejor ahora se está desquitando.

Fernando Márquez dijo...

¡Qué entretenido!

Amparo G. Barberá dijo...

Sí. Habría que sustituir al infractor, como dices, Pedro del Río. Por supuesto. En este caso el rey de España. Y ya que planteas una sustitución, supongo que sería lícito preguntarse cuál es el mejor cambio y plantearse si este país, en pleno siglo XXI, necesita (o quiere, si prefieres)un cabeza de Estado "por la gracia de Dios".
Yo no creo que tenga ningún sentido. Sí, el rey, en el 23 F optó por dejar que España evolucionase. Y así ha sido. Gracias, muchas gracias por no abusar de tu poder para volver a "atar" a las gentes o tal vez "desatar" una nueva guerra civil. ¿Durante cuánto tiempo tiene que pagar el pueblo español que el rey actuase en beneficio de todos? También en el suyo propio. Pues, tras seis años de transición dudo que la izquierda se hubiese quedado de brazos cruzados.
Supongo que en esto estamos de acuerdo todos los españoles, los de izquierda, los de derecha y los que creen que hay un centro, en un profundo y eterno agradecimiento al que ese día, por los caprichos del destino pero, sobre todo, por los de un asesino y maltratador en serie al que llaman dictador, se sentaba en el trono como rey de España.
Gracias de nuevo.

Para terminar, sólo decir que, a mí, en mi trabajo pocas veces alguien me da las gracias además de que tengo que trabajar todos los meses para cobrarlos. No vivo de lo bien que hice mi trabajo el día equis del mes y del año z. Ni mis hijos, ni mis nietos, ni mis hermanos... De hecho, y precisamente por lo mal que está gestionado el país, tanto ellos como yo vamos a tener que trabajar muchos más años para, tal vez, "merecer" una pensión que nos permita mirar atrás y delirar:
- Comparando con la dictadura ¡qué bien hemos vivido en democracia!